Columnista - Isaac Humala Nuñez

Peajes de Lima: ¿juez encubridor de corruptores y lavadores?

Isaac Humala Nuñez

22 may. 2019 02:30 am
A+

Corrupción (Art. 393 CP) es coparte de corruptores, cohecho (Art. 397 CP), para previo concierto de voluntades, apoderarse de dineros del Estado. Sin corruptor no hay corrupto y viceversa. Son cara y sello de la misma moneda. Ambos delitos están en el mismo Título XVIII CP: “Delitos contra la administración pública”.

En el caso de los peajes de Lima, la coima habría sido de US$ 10 millones (7 millones de OAS y 3 millones de Odebrecht).

La investigación a la corrupta es a la vez investigación a los ejecutivos corruptores de las dos empresas. Siendo así, la acción penal tiene que comprender a los corruptores y si estos ya han vendido las concesiones habrían incurrido además en delito de lavado de activos.

En la resolución judicial que debe dictarse incluyendo a los corruptores y lavadores en este proceso, debe dictarse detención preventiva para los corruptores como se ha dictado a la exalcaldesa y dictarse detención preliminar a los lavadores de activos.

Durante el proceso, no puede paralizarse los peajes. El juez tiene que nombrar un interventor que garantice el normal funcionamiento y el correcto manejo en garantía de los intereses del público, del Estado y de los accionistas o inversionistas.

Este problema de los peajes significa lesión descomunal tanto en tiempo, plazo de 40 años prorrogables, como en tarifas discrecionales.

El nuevo alcalde de Lima plantea una “renegociación justa”, los distritales “huelga de no pagar” y otros plantean la nulidad a través del Tribunal Constitucional.

No cabe ninguna de estas propuestas: primero, porque ya está conociendo un juez, por lo que ya no cabe la intervención de otras autoridades, y segundo, por principio moral, el Estado, el municipio y el juez no pueden negociar con delincuentes. Solo cabe que el juez sentencie, condenando o absolviendo; tampoco cabe transacción porque son delitos perseguibles de oficio por lesionar el interés público. Este caso es clamoroso. La exalcaldesa corrupta y peruana en cárcel y sus corruptores extranjeros están como ángeles inimputables.

¡Esto es un escándalo! Más que negligencia inexcusable del fiscal y juez del caso, es realmente deficiencia de la inteligencia del país, de los poderes del Estado, de las facultades de Derecho y de los colegios de abogados; pues hasta este momento una sola persona ha planteado la inclusión de corruptores y lavadores en el proceso. El juez estaría degenerando en encubridor de corruptores y lavadores. Debe incluirlos en el proceso.

Post Relacionados

El coronavirus, los peruanos, el Perú y Vizcarra

I.- Coronavirus.- Siniestro de la naturaleza. No “guerra” que es enfrentamiento armado entre humanos. No es amenaza de desaparición del Hombre sino una especie de “saca” de los de avanzada edad con enfermedades. No respeta superpotencias. No hay vacuna y/o remedio hasta ahora. Casi todo el mundo está en cuarentena. ¿Hasta cuándo? El siniestro dejó

Extravío del Presidente

En estos tiempos desgraciados del Perú, país bajo ocupación de transnacionales, virtual provincia de Chile y encima el coronavirus, siniestro de la naturaleza que ha colocado a la humanidad en situación difícil, resulta imprevisible la era post virus. Imposible continuar como estamos: avance continuado del virus, cuarentenas, desborde de masas de ciudades al campo, toques

Regreso a las provincias y aldeas

Miles de provincianos con algunos años en Lima y/o sus hijos ya nacidos aquí, que no han conseguido ubicarse, que sobreviven penosamente y que necesitan trabajar cada día para comer, de añadidura resultan totales víctimas del coronavirus: toques de queda, confinamiento, multas y hasta represión. Al prolongarse la cuarentena hasta el 8 de mayo y