Columnista - Jaime Miranda Sousa

Algo raro está ocurriendo

Jaime Miranda Sousa

6 may. 2019 02:30 am
A+

A Alberto Fujimori no se le puede dar la libertad porque le falta cumplir la condena de 25 años en la cárcel que se le impuso por el “secuestro agravado” a Gustavo Gorriti (estuvo “secuestrado” un día) y a Samuel Dyer (estuvo “secuestrado” aproximadamente diez días).

Kenji Fujimori ha pedido insistentemente, sin lograrlo, que aparezca el informe Kroll, el mismo que da a conocer que su, hoy preso, padre no tenía cuentas en el extranjero.

No es propósito de esta nota defender al expresidente, pero sí comparar la forma como se le trata a él con la forma como se le trata a los demás.

Pobrecito PPK, este año cumple 81 años, razón por la que tiene que sufrir carcelería en su domicilio y no en una cárcel. ¿Qué edad tiene Alberto Fujimori? Aunque parezca paradójico, Alberto Fujimori también cumple 81 años este año y está preso. Algo más, Fujimori está más enfermo que PPK, pero no importa porque PPK se alió con la izquierda y los caviares para ganar las elecciones y Fujimori les ganó la guerra a los terroristas y puso en su sitio a los caviares.

Es verdad que Fujimori hizo un golpe que todos, incluyendo los caviares y los izquierdistas lo critican, pero los dos últimos no critican a Maduro.

La farra de las izquierdas llevó al Perú a la ruina sin que el pueblo se dé cuenta que la parranda no podía ser eterna. Cuando esta llegó a su fin alguien tuvo que decirle al pueblo que la fiesta había acabado. Les recuerdo que el día 8 de agosto del año 1990, Juan Carlos Hurtado Miller (ministro de Fujimori) le informó al pueblo que el jolgorio había terminado porque nos habíamos farreado todo el dinero y su discurso acabó con una frase que demostró que tenía un ilimitado patriotismo y valor, “QUE DIOS NOS AYUDE”. Gracias, Juan Carlos.

Hoy Alberto Fujimori y su hija Keiko, que nunca gobernó, están presos, parece que aquellos que creen en la economía de mercado y rechazan el mercantilismo de derecha y el de izquierda (socialismo) no se dan cuenta que los mercantilistas siempre están unidos (Lula se unió con Odebrecht) para lograr lo que les conviene; en este caso, que el 21 elijamos a una izquierda mercantilista, aunque ella se acerque a la venezolana.

Post Relacionados

Lo que se necesita saber para ayudar a la agricultura tradicional

Durante el incanato solo las clases sociales más elevadas, como los curacas, tenían la tenencia individual de la tierra que era transmisible por herencia, pero que no se podía vender, razón por la que la riqueza agraria estaba en la mano de obra y no en el valor de la tierra. El común de la

Meditemos: ¿se puede ser legalmente corrupto?

Para luchar contra la corrupción no basta sancionar, también es necesario ver la norma que la permitió o la hizo fácil. En Hong Kong los ingleses instituyeron un instituto anticorrupción que le llamaron ICAC (Independent Commission Against Corruption) la misma que buscaba a los corruptos para sancionarlos y estudiaba el por qué la legislación permitió

Presidente, medite sobre lo que pasó entre un chino y el mandarín

Cuentan que había un chino que criticaba públicamente al mandarín cuando este cometía un error, sus críticas no eran solo constantes sino las hacía en la plaza del pueblo cuando en ella había mucha gente. No contento el chinito con lo que pregonaba, le hacía saber a los vecinos, que eran muchos, que el mandarín