Columnista - Jaime Miranda Sousa

La economía de mercado en peligro

Jaime Miranda Sousa

22 jul. 2019 02:30 am
A+

La Economía de Mercado es un sistema socioeconómico perfectible en tanto y en cuanto se respeten los principios básicos sobre los que se sustenta.

El Socialismo y la Economía de Mercado tienen el mismo afán de dar a la sociedad la mayor justicia social posible y ambos aceptan que para hacerlo los países requieren generar riqueza. No creo que exista un ser humano que niegue el hecho de que la justicia social tiene un costo, el mismo que se financia con la capacidad de generar la riqueza que permite forjar el sistema socioeconómico imperante en una sociedad.

Sin duda, las sociedades que producen más riquezas son las que luchan por que se respete la democracia; las que respetan la libre oferta y demanda que no es lo mismo que libre mercado porque cuando la primera es distorsionada el Estado debe intervenirlo para garantizar que ella (libre oferta y demanda) exista. La Economía de Mercado interviene el mercado cuando, por ejemplo, hay monopolios que la distorsionan en perjuicios de uno para beneficiar a otros. Lo anterior demuestra que en la Economía de Mercado no existe el libre mercado sino la libre oferta y demanda.

Existe una tercera particularidad que contienen las sociedades que alcanzan las justicias sociales más avanzadas, esta es el valor que tienen sus bienes tangibles e intangibles. Nos referimos al valor que los miembros de la sociedad están dispuestos a pagar por ellos o recibirlos como garantía. Este tercer punto es muy importante porque mientras mayor sea el valor de los bienes tangibles e intangibles que tiene una sociedad mayor es su capacidad de generar riqueza. Es la seguridad del derecho de propiedad de bienes tangibles o intangibles la que aumenta el valor de estos bienes.

Pregunto. ¿conoce usted un país en el que los precios los fije el Estado y que la propiedad estatal o privada no sean seguras y que exista riqueza y democracia?

¿Qué está pasando en el Perú? La propiedad privada de los mineros, comuneros y del Estado no es segura porque el Estado otorga concesiones que atentan contra derechos de terceros y estos movidos por agitadores impiden que los mineros ejerzan su derecho de explotar la concesión que le ha dado el Estado. Y además, las minas ilegales explotan sin pagar los impuestos y regalías que les corresponde.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook Twitter.

Post Relacionados

Lo que se necesita saber para ayudar a la agricultura tradicional

Durante el incanato solo las clases sociales más elevadas, como los curacas, tenían la tenencia individual de la tierra que era transmisible por herencia, pero que no se podía vender, razón por la que la riqueza agraria estaba en la mano de obra y no en el valor de la tierra. El común de la

Meditemos: ¿se puede ser legalmente corrupto?

Para luchar contra la corrupción no basta sancionar, también es necesario ver la norma que la permitió o la hizo fácil. En Hong Kong los ingleses instituyeron un instituto anticorrupción que le llamaron ICAC (Independent Commission Against Corruption) la misma que buscaba a los corruptos para sancionarlos y estudiaba el por qué la legislación permitió

Presidente, medite sobre lo que pasó entre un chino y el mandarín

Cuentan que había un chino que criticaba públicamente al mandarín cuando este cometía un error, sus críticas no eran solo constantes sino las hacía en la plaza del pueblo cuando en ella había mucha gente. No contento el chinito con lo que pregonaba, le hacía saber a los vecinos, que eran muchos, que el mandarín