Jaime Miranda Sousa

Jaime Miranda Sousa

CONTUNDENTE REALIDAD

Acerca de Jaime Miranda Sousa:





Los colegios profesionales

Los colegios de profesionales existen para proteger y dar servicios a los profesionales, también para proteger a los que no lo son y requieren de sus servicios o se ven afectados por sus opiniones. Poco a poco estos colegios se han ido apartando de su función para asumir la de un sindicato de profesionales.

Hace unos cuantos años un decano del Colegio de Abogados de Lima (CAL), cuando fue preguntado sobre las sanciones que aplica su consejo de ética, contestó que este era muy estricto y que había sancionado a muchos de ellos. Cuando luego se le pidió que dijera dónde se podían leer estas sanciones, contestó que esa información era privada. No voy a decir el nombre de este profesional porque el que ya no esté con nosotros le impide defenderse. Lo que sí puedo decir es que era, diría yo, uno de los abogados más conocidos de aquella época y que había participado en la redacción de importantes códigos.

Lo anterior obligó a CONTUNDENTE REALIDAD a proponer la creación de un consejo de ética intercolegios, de manera que si un ciudadano no estaba satisfecho con la forma en que el consejo de ética había tratado al profesional que había denunciado, podía ir a una segunda instancia, de modo que fueran profesionales nombrados por todos los colegios de profesionales quienes determinaran si el denunciado había o no cometido una falta.

La idoneidad de los profesionales en el Perú está cada día más cuestionada porque un sinnúmero de universidades que los forman no son idóneas y, a pesar de ello, todas dan títulos a nombre de la nación. En otras palabras, los profesionales, académicamente aprovechados, formados en universidades idóneas, obtienen el mismo título que aquellos que no lo fueron porque es la nación y no la universidad la que los avala. En otros países el título lo respalda, previo examen, el Colegio al que pertenece el profesional; hoy en el Perú muchos colegios de profesionales solo sirven para obligar a los profesionales a pagar una cuota, que no debe existir, para poder ejercer su profesión.

Hago notar que cuando al exfiscal Chávarry se le prohibió ejercer la profesión, la terrorista Martha Huatay responsable por Tarata estaba autorizada por el CAL a hacerlo. Esta incoherencia demuestra la inconducta de este colegio.

Todo lo anterior también genera corrupción.

Jaime Miranda Sousa Díaz

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Toledo fue trasladado a cárcel en condado de San Mateo

Toledo fue trasladado a cárcel en condado de San Mateo