Jaime Miranda Sousa

Jaime Miranda Sousa

CONTUNDENTE REALIDAD

Acerca de Jaime Miranda Sousa:





Mandiles rosados, estrategia publicitaria inconveniente

  • Fecha Lunes 24 de Junio del 2019
  • Fecha 2:30 am

Una de las características esenciales de la publicidad es que cree el menor rechazo posible. Es absurdo publicitar un chocolate con innecesarias características que puedan ser rechazadas por un grupo de consumidores.

CONTUNDENTE REALIDAD del día de hoy no pretende pronunciarse sobre si es falta de respeto mostrar a unos generales de nuestras FF.AA. utilizando un mandil rosado sobre el uniforme que llevaban puestos nuestros héroes cuando entregaron su vida por la patria, pero sí pretende juzgar si el hacerlo es o no un desatino.

El mostrar a unos militares con mandiles rosados ha generado, en civiles y militares, opiniones contradictorias que deforman el efecto que la ministra de la Mujer pretendió lograr con la susodicha publicidad, porque ella, lejos de unir criterios relacionados con el mutuo respeto que se deben guardar los hombres y las mujeres, ha dividido opiniones al punto que la misma ministra ha defendido su desatinada publicidad utilizando agravios contra los que no están de acuerdo con ella.

Lo anterior permite decirle a la ministra que no ha logrado dar un mensaje de igualdad entre hombres y mujeres, sino todo lo contrario, ha enfrentado innecesariamente a los peruanos (hombres y mujeres) y lo que es más grave, este enfrentamiento a afectado a nuestras FF.AA. porque algunos de sus miembros consideran que no es decoroso ponerse un mandil rosado sobre el uniforme que muchos peruanos defendieron con sus vidas.

Una ministra sensata, para lograr su cometido, hubiera publicado la fotografía de un general uniformado acompañado por su esposa tratando de hacer dormir a si hijo.

A la señora ministra le hago recordar que el hombre no es mejor que la mujer ni  la mujer mejor que el hombre, pero que debe tener en cuenta que, como la naturaleza les ha dado algunas funciones diferentes, se ha visto obligada a darles también algunos instintos diferentes.

Para un ser normal, es inimaginable que en este mundo mujeres y hombres tengan los mismos instintos, que se vistan, caminen y se muevan igual, que los hombres coqueteen a las mujeres y las mujeres galanteen a los hombres. La ministra de la Mujer no debe ser interpelada por pedir a unos miembros de las FF.AA. que se pongan un mandil rosado sobre su uniforme, sino porque al hacerlo, lejos de unir a hombres y mujeres ha creado un inútil enfrentamiento.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Pedro Chávarry: G&M ya no debe seguir contratando con el Estado

Pedro Chávarry: G&M ya no debe seguir contratando con el Estado