Jaime Miranda Sousa

Jaime Miranda Sousa

CONTUNDENTE REALIDAD

Acerca de Jaime Miranda Sousa:






No hay peor ciego que el que no quiere ver

Doctrinariamente el Perú está dividido entre los que abiertamente creen (socialistas) que los derechos de propiedad no deben ser seguros y que el Estado no está obligado a pagar los bonos que emitió para compensar derechos que ha violado (bonos de reconstrucción, bonos emitidos para “pagar” expropiaciones, incluyendo los agrarios, disposición del fondo de jubilación para hacer obras, el Fonavi, etc.); los que creen que basta que su propiedad sea segura para que el Estado haya cumplido con su obligación de respetar los derechos de propiedad y los que creen, como esta columna, que solo se puede considerar que la propiedad es respetada cuando se respeta la de todos.

También existen unos que creen que el Estado atenta contra la propiedad si expropia, cuando doctrinariamente el Estado puede expropiar pagando el precio justo en efectivo o con bonos con garantía específica (no como los creados por Belaunde) al propietario del bien expropiado.

Los que no creen que la propiedad debe ser segura están logrando imponerse en el terreno político propugnando, entre otras cosas, el cambio de la Constitución de 1993 porque ella, en su artículo Nº 70, dice que las expropiaciones se pagan: “…previo pago en efectivo de indemnización justipreciada que incluya compensación por eventual perjuicio.”

Desgraciadamente, el personalismo de los que solo les importa que su propiedad sea segura, está creando las condiciones que permitieron a Velasco expropiar con bonos sin garantía logrando con ello que hasta hoy solo se les haya pagado a los extranjeros cuyo país amenazó al gobierno con sanciones si no se les pagaba (Convenio De la Flor-Greene).

Los que vivieron en la época de Velasco recordarán que cuando se dio la Reforma Agraria fue apoyada por todos los gremios empresariales a pesar de que era confiscatoria (se pagaba 1 sol por tractor y en bonos aún no pagados). Hoy igualmente, la Confiep y otros gremios empresariales no se pronuncian por el robo que se les ha hecho a los fonavistas, a los empleados que se les “enchufaron” bonos de reconstrucción, al robo del fondo de los jubilados y a los propietarios de tierras expropiadas (confiscadas).

Si el Estado peruano ha confiscado propiedades a los peruanos, ¿por qué no lo puede volver a hacer pagándole solo a los propietarios extranjeros, como hasta hoy se ha hecho?

Por Jaime Miranda Sousa Díaz

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.






ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
“Perú no está preparado para un fenómeno como El Niño 2017”

“Perú no está preparado para un fenómeno como El Niño 2017”