Columnista - Jaime Miranda Sousa

¿No se puede estar seguro de lo que pasa?

Jaime Miranda Sousa

15 oct. 2018 03:43 am
A+

Si meditamos sobre lo que está pasando en la política peruana se siente que uno, en el fondo, no está seguro de lo que pasa, ello porque la mayoría se los peruanos nos enteramos de lo que ocurre mediante una prensa desprestigiada debido a que ha sido acaparada por unos pocos grupos de interés. Este desprestigio injustamente alcanza a los pocos medios que en forma transparente hacen conocer sus intereses, pero también publican las opiniones de quienes están opuestos a ellos.

No existe democracia si los medios de información están acaparados por grupos que defienden escondidos intereses económicos, políticos o que tratan de proteger a quienes, estando vinculados a ellos, han actuado contra la ley.

La prensa no atenta contra la verdad cuando dice sino cuando calla.

Los países democráticos prohíben el acaparamiento de medios. El artículo 61º de nuestra Constitución lo hace diciendo: “La prensa, la radio, la televisión y los demás medios de expresión y comunicación social; y, en general, las empresas, los bienes y servicios relacionados con la libertad de expresión y de comunicación, no pueden ser objeto de exclusividad, monopolio ni acaparamiento, directa ni indirectamente, por parte del Estado ni de particulares”.

Desgraciadamente, la cobardía de nuestros gobernantes ha evitado que se cumpla esta disposición constitucional y ha permitido el acaparamiento de medios de comunicación. Esta cobardía ha permitido que otro canal de TV haya pasado a formar parte del grupo empresarial que controla la mayor cantidad de medios en el Perú y pocos son los que se han enterado porque los medios lo callan.

Los peruanos, gracias a los medios de comunicación, estamos enterados que existe corrupción en los diferentes poderes del Estado. Está corrompido el Poder Judicial, el Legislativo, el Ejecutivo y el sector que antes se llamaba Poder Electoral. Sin embargo, la mayoría de los medios de comunicación no hacen notar que la prensa peruana está también corrompida. A todas luces hay medios que atacan al Poder Judicial no para buscar justicia sino para defender sus propios intereses empresariales o los de algunos que están vinculados a ellos.

Lo anterior promueve dictaduras que, como la de Velasco, unen a mercantilistas de derecha con los de izquierda para que incrementen sus fortunas a costa de los emprendedores de clase media que no tienen medios de comunicación para defenderse.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.

Post Relacionados

Lo que se necesita saber para ayudar a la agricultura tradicional

Durante el incanato solo las clases sociales más elevadas, como los curacas, tenían la tenencia individual de la tierra que era transmisible por herencia, pero que no se podía vender, razón por la que la riqueza agraria estaba en la mano de obra y no en el valor de la tierra. El común de la

Meditemos: ¿se puede ser legalmente corrupto?

Para luchar contra la corrupción no basta sancionar, también es necesario ver la norma que la permitió o la hizo fácil. En Hong Kong los ingleses instituyeron un instituto anticorrupción que le llamaron ICAC (Independent Commission Against Corruption) la misma que buscaba a los corruptos para sancionarlos y estudiaba el por qué la legislación permitió

Presidente, medite sobre lo que pasó entre un chino y el mandarín

Cuentan que había un chino que criticaba públicamente al mandarín cuando este cometía un error, sus críticas no eran solo constantes sino las hacía en la plaza del pueblo cuando en ella había mucha gente. No contento el chinito con lo que pregonaba, le hacía saber a los vecinos, que eran muchos, que el mandarín