Jaime Miranda Sousa

Jaime Miranda Sousa

CONTUNDENTE REALIDAD

Acerca de Jaime Miranda Sousa:





Qué es mercantilismo

La palabra mercantilismo proviene del latín “mercari” (comerciar) y el sufijo “ismo” (sistema). El mercantilismo es un sistema comercial originado en los siglos XVI, XVII y XVIII, durante la transición del feudalismo al capitalismo cuando las monarquías absolutas o parlamentarias reemplazaron al feudalismo. Para el mercantilismo la riqueza de un país esencialmente la originaba una balanza comercial favorable; por ello, los Estados intervenían intensamente en la economía y protegían la producción interna (en menoscabo del ciudadano), estableciendo aranceles o subsidios que impedían la competencia del exterior. Estas monarquías defendían los privilegios de quienes ostentaban el poder relacionando estrechamente la actividad política con la económica. El Estado regulaba vigorosamente la economía, la moneda, etc. El mercantilismo reguló la economía, unificó el mercado interno, estableció un control absoluto de los recursos naturales y del mercado interior y exterior, protegió la producción local de la competencia extranjera, subsidió las empresas privadas (en aquel entonces de propiedad de los vinculados a las monarquías), creó monopolios privilegiados, etc.

La Economía de Mercado considera que mercantilismo es usar el poder político o económico para obtener los privilegios que otorga el no tener que competir. Si este proviene de manejar el Estado (socialismo), el mercantilismo es de izquierda, y de derecha si proviene del poder económico. El mercantilismo es inherente al ser humano; por ello, la Economía de Mercado no lo puede eliminar, pero sí disminuir porque la democracia que genera obliga a hacerlo a quienes elegimos para gobernar, a diferencia del socialismo que lo aumenta porque quienes gobiernan se benefician de él adquiriendo, además del poder político, el económico y poder político más poder económico es igual a dictadura.

El mercantilismo afecta a los ciudadanos porque crea monopolios, contrabando o comercio clandestino no sancionados, etc. Las tendencias liberales que aparecieron el XIX empiezan a hacerle frente al mercantilismo. Son las elecciones democráticas las que permiten a los ciudadanos elegir a quienes se comprometen a hacerle frente; por ello, los ciudadanos deben saber que es mercantilismo de izquierda y de derecha y además, cuales son los efectos negativos que producen. Si democráticamente elegimos a quienes no luchan contra el mercantilismo la democracia fracasa y viene la dictadura.

Para evitar que mis debates políticos sean, como son otros, la torre de Babel el próximo lunes trataré sobre las diferencias que encuentro entre socialismo y Economía de Mercado.

Por Jaime Miranda Sousa Díaz

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Olaechea: Blume me dijo que siga con la selección de los tribunos

Olaechea: Blume me dijo que siga con la selección de los tribunos