Javier Valle Riestra

Acerca de Javier Valle Riestra:





Pena de muerte, no

En un informe de NN UU (1962) se dio a conocer los resultados respecto al abolicionismo. Las razones invocadas fueron.

1) La ejemplaridad de la pena capital no está demostrada; 2) muchos de los delitos capitales son cometidos por desequilibrados; 3) existen chocantes desigualdades en la aplicación de la ley, ya sea por el diferente grado de severidad de los tribunales competentes, ya sea por razones de orden económico y sociológico, de manera que se corre el riesgo de que la pena de muerte constituya una amenaza mucho mayor para los inculpados proletarios que carecen de medios económicos y que por lo tanto están en peores condiciones para buscar defensa y expuestos al crimen judicial; 4) la pena capital va en detrimento del funcionamiento normal de la justicia penal, ya sea por las desigualdades ya señaladas, ya porque los tribunales competentes vacilan en pronunciar una sentencia de muerte.

5) Hágase lo que se haga, existe una innegable posibilidad de que se cometan  errores y crímenes judiciales, y en algunos países  se ha decidido abolir la pena de muerte porque se ha dudado de la culpabilidad de personas ejecutadas (especialmente en Rhode Island, Wisconsin y Maine, de Estados Unidos); 6) la emoción que suscita la pena de muerte, tanto cuando se le pronuncia como cuando se le ejecuta, parece tan malsana que hay quienes no vacilan en hablar del carácter criminógeno o incitador de la pena capital; 7) si de lo que se trata con la pena de muerte es de proteger a la sociedad de manera eficaz, se alega que para ello basta la condena perpetua.

8)Los esfuerzos combinados de abolicionistas, actuando individualmente, o de las ligas pro abolición de la pena de muerte, también han influido en la supresión de la pena capital; 9) la evolución de la opinión publica en algunos países ha inducido a estos a considerar la pena de muerte inútil y odiosa, y se advierte a este respecto que la desigualdad en la aplicación de la pena de muerte puede robustecer estas ideas, ya que la pena capital aparece entonces como una especie de lotería siniestra; 10) en algunos países abolicionistas se sostiene que es absurdo considerar a un delincuente definitivamente irrecuperable; 11) también las legislaciones que suprimen la pena capital han invocado con frecuencia el corto número de  ejecuciones, especialmente en Portugal y en América Latina, pues esta pena es en realidad excepcional.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Del Solar cuestiona a Aráoz por renuncia a bancada PpK

Del Solar cuestiona a Aráoz por renuncia a bancada PpK