Jorge Alania Vera

Jorge Alania Vera

EPÍGRAFE PARA UNA NOTICIA

Acerca de Jorge Alania Vera:





¿De qué estamos hechos?

Según informa el Observatorio Chandra de Rayos X de la NASA, el 73% del cuerpo humano proviene de la explosión de estrellas masivas. Y añade algo que parece increíble en un reporte científico: “Si no fuera por las estrellas que explotan, se fusionan y colapsan en el espacio no existiríamos. Tú eres una estrella”.
Ya anteriormente Carl Sagán señaló: “El nitrógeno en nuestro ADN, el calcio en nuestros dientes, el hierro en nuestra sangre, el carbono en nuestras tortas de manzana se hicieron en el interior de las estrellas colapsadas. Estamos hechos de materia estelar”. Y algunos datos aún más reveladores: “16,5% del ser humano es producto de la muerte de estrellas de baja masa; 9,5% de los átomos humanos que llegaron de la fusión del Big Bang, la gran explosión que creó el universo. Y el 1% de los átomos del ser humano son parte de la explosión de las estrellas llamadas enanas blancas”
Una estrella- que alguien ha sido, que alguien de nosotros es- brilla en el solsticio de invierno y nadie la ve. Tres tristes magos que han perdido la orientación y la cordura, reconocen esa luz y la distinguen en la vasta penumbra. Las escrituras lo anuncian pero quién cree en estos años en palabras que el viento ha de llevar. Son también reyes, pero como su reino no es de este mundo, no les importa que los confundan con locos o con mendigos.

Bajo el árbol que no da sombra sino paz, creyeron ver una estrella que viajaba al Oriente y decidieron seguirla por mares y desiertos. Como eran magos, pudieron caminar sobre las aguas y sortear el laberinto que no tiene ni puertas ni pasadizos que les vedaran el paso. Como eran reyes, pudieron encontrar el oro que no se corrompe y el incienso y la mirra que se queman sin consumirse jamás.

Si somos estrellas, estamos hechos de luz. De las andanzas de los reyes rojos y de los malabares de los magos tristes, está llena la historia del mundo, nuestra propia historia. Esa que el Observatorio Chandra puede intuir pero no ver. Aquella que se transmite de verso en verso y que se atesora para siempre en expresiones como fiat lux; eνιαίος που τίποτα; Eli Eli, lama sabactani; to be or not to be, that is the question; ladran Sancho, señal de que avanzamos…

Su secreto no se guarda en los bancos ni en las cajas fuertes, sino en los manicomios, y su panteón de dioses no se erige bajo ningún arco ni en ningún olimpo, sino en el más hondo inconsciente de las gentes, libre de la corrupción y de las formas, extendido como un albatros sobre el reino de la nada que lo fue (y lo será) alguna vez todo.

Estamos hechos de luz para brillar en medio de las sombras y hay dos maneras de difundir la luz- según el escritor y filósofo chino Lin Yutang: “Ser la lámpara que la emite, o el espejo que la refleja.”





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Alberto Fujimori: “Estoy muy sorprendido por el matrato al que fue sometida mi hija”

Alberto Fujimori: “Estoy muy sorprendido por el matrato al que fue sometida mi hija”