Dos grandes Marías

Dos grandes Marías
  • Fecha Miércoles 5 de Febrero del 2020
  • Fecha 1:20 am

Hace unos pocos días, Google rindió su característico homenaje a Mary Somerville, matemática y científica escocesa que en pleno siglo XIX fue una de los más brillantes estudiosos de su tiempo, pese a los lastres que pesaban sobre las mujeres cercenando sus derechos y que le impedían acceder a la universidad y a las asociaciones científicas.

Años más tarde, otra célebre María dejaría también su imborrable huella en el avance de la ciencia: Marie Skłodowska que nació el 7 de noviembre de 1867 en Varsovia y que se hizo famosa como Madame Curie, el apellido de su esposo. También sufrió la marginación y discriminación por ser mujer, por lo que tuvo que viajar a Francia a realizar sus estudios Años después, su primera clase en la Universidad de la Sorbona causó gran expectación, pues era la primera mujer que daba clases en dicha Universidad, fundada hacía 650 años.

Mary, la escosesa, se casó por segunda vez en 1812, con su primo William Somerville, inspector médico de la Royal Navy, y quien la apoyó en todo momento, al punto tal que se hizo socio de la Royal Society, ya que en dicha Institución no se admitían mujeres ni les estaba permitido el acceso a las instalaciones. En su biblioteca, William copiaba a mano los artículos que a Mary le resultaban interesantes para sus investigaciones.

María, la polaca, fue siempre la primera alumna de su clase y hablaba fluidamente ruso, polaco, alemán y francés. Obligada por las circunstancias y la precariedad económica de su familia, ganó una beca- que pagaría íntegramente- para poder estudiar en la Facultad de Ciencias Matemáticas y Naturales de la Universidad de la Sorbona. Educada en la sencillez y en las adversidades de una ocupación por un país extraño, tuvo siempre una vida frugal y su oficina era un cobertizo que compartía con su esposo, con el cual solía también dar largos paseos en bicicleta.

Cuando John Stuart Mill, el gran economista y filósofo inglés, elaboró un manifiesto reivindicando la participación política de las mujeres y su derecho a la educación, María, la escocesa, fue de las primeras personas en suscribirlo. Y las dos Marías lo firmaron con su vida consagrando un anhelo que fue germinando y que ha significado, viéndolo desde la perspectiva de la historia, ser pionero en la reivindicación de los derechos de la mujer, larga batalla que, por cierto, aún no termina.

Las dos Marías fueron revolucionarias de su tiempo. Dieron una lucha de convicciones y de gestos y lo hicieron en el campo, al parecer árido, de las ciencias físicas, químicas y matemáticas que explican los más profundos misterios del Universo. Mujeres determinantes y valerosas, aportaron el rigor y la magia del razonamiento científico.

Las dos Marías- así como tantas otras que en su momento lucharon y perdieron- fueron mensajeras del futuro y lo siguen siendo desde su prédica de algoritmos y ecuaciones lineales, con su tela de poesía y de arte y de inalienables derechos humanos.



Top
Coronavirus en Perú: Minsa informa que hay 852 infectados; 181 más que ayer

Coronavirus en Perú: Minsa informa que hay 852 infectados; 181 más que ayer