Jorge Baca Campodónico

Acerca de Jorge Baca Campodónico:





Monotributo y tributación con base presunta

Una solución a la informalidad laboral.

Los niveles de informalidad laboral en el Perú son los más altos del continente. Según los últimos datos del INEI y la planilla electrónica de la Sunat, en el primer trimestre de este año la informalidad laboral fue el 70.5 % de la PEA ocupada. Once millones 884 mil trabajadores son informales en el Perú frente a los cuatro millones 980 mil trabajadores formales. Esta cifra debe elevarse en la medida en que los más de 800 mil inmigrantes venezolanos se incorporen a las estadísticas laborales. En el sector urbano la informalidad llega al 66 % mientras que en el sector rural la informalidad llega al 86 % de la PEA total rural (ver Tabla 1).

Con estos niveles de informalidad laboral, los sistemas de salud (EsSalud) y los sistemas pensionarios se hacen inviables, especialmente si se insiste en crear y ampliar regímenes no contributivos para estos sistemas (SIS y Pensión 65). La solución al problema de la informalidad es compleja y tiene que ser atacado en forma integral. La eliminación de los regímenes tributarios y su sustitución por un régimen único progresivo no es la solución ya que no contempla la solución de las contribuciones a EsSalud y al sistema previsional (ONP y AFP). La propuesta de utilizar el IGV pagado por ciertos servicios y bienes para cubrir las contribuciones no es viable ya que erosionaría la base imponible del IGV reduciendo su recaudación.

El gran error de los regímenes tributarios especiales (RUS, RER y MYPE-T) ha sido la desvinculación de los regímenes tributarios de las contribuciones a los sistemas de salud y previsional. No existe ningún incentivo ni obligación en los regímenes especiales al pago de las contribuciones. Un contribuyente inscrito en el RUS paga una cuota fija de 20 soles y no tiene que pagar las contribuciones asociadas a sus trabajadores. La cuota de 20 soles no tiene ningún fundamento técnico ni con el impuesto a la renta, ni con el IGV ni con las contribuciones a EsSalud ni la ONP.

Los regímenes tributarios especiales no deben ser utilizados para que las pequeñas empresas paguen tasas menores o para exonerarlas del pago de contribuciones. Tasas menores o exoneraciones solo llevan al fenómeno de enanismo fiscal en las cuales las empresas se subdividen solo para lograr pagar menos impuestos. La reciente creación del MYPE tributario es un claro ejemplo de este fenómeno. Se eliminaron las dos categorías más altas del RUS esperando que emigraran al MYPE tributario. El resultado ha sido al revés, ahora hay mas contribuyentes en el RUS y el MYPE ha reducido el número de contribuyentes en el Régimen General (ver Gráfico 1).

En la mayoría de los países, especialmente en los países en desarrollo, se utilizan los regímenes tributarios especiales para facilitar el cumplimiento tributario, pero no para reducir las tasas de los impuestos o para exonerarlas del pago de contribuciones sino para facilitar y reducir el costo del cumplimiento tributario. Una pequeña empresa no está en condiciones de solventar un contador y llevar los libros contables requeridos por el Régimen General. Una reducción de la tasa de impuesto no compensa el costo adicional que significa pagar un contador o llevar una contabilidad. La introducción de la factura electrónica no reduce estos costos, al contrario, los eleva.

¿Por qué los regímenes especiales funcionan en otros países y no en el nuestro? La principal razón es que a diferencia de nuestros regímenes especiales, en otros países están basados en la imposición presuntiva. En la tributación con base presunta la administración tributaria fija la base imponible sobre la que se calcula el impuesto. A diferencia de la tributación tradicional que se basa en la autodeclaración del contribuyente de su base imponible basada en libros de contabilidad, la técnica de la base presunta no requiere llevar libros de contabilidad y facilita enormemente el cumplimiento tributario.

El diseño de un régimen especial eficiente requiere la definición de una base presunta adecuada a la realidad de cada país y de cada sector económico. Por ejemplo, la base presunta para el sector agropecuario en nuestro país debe ser definida de acuerdo con la naturaleza de la actividad agropecuaria que generalmente es estacional y requiere un número variable de trabajadores.

Otro aspecto fundamental de un eficaz régimen tributario especial es que debe tener las características de monotributo. Es decir, debe incorporar el pago de todos los impuestos y contribuciones en una sola declaración.  A partir de la base presunta, que podría ser por ejemplo, el salario mínimo, se calcula el impuesto a la renta correspondiente, el IGV, la contribución a salud y la contribución previsional. El monto fijo calculado se multiplica por el número de trabajadores y ese sería el monto por pagar. Como no depende de la autodeclaración del contribuyente, el monotributo es de fácil fiscalización y de muy bajo costo para el contribuyente. Adicionalmente la base presunta se ajusta periódicamente para que no pierda valor. El diseño del RUS del RER y del MYPE tributario no cumplen con las condiciones ni de base presunta ni de monotributo y por lo tanto en lugar de reducir la informalidad la propician.

Si el Gobierno quiere reducir la informalidad debería eliminar los actuales regímenes especiales (RUS, RER y MYPE-T) y los regímenes no contributivos de salud y previsional y reemplazar por un único monotributo con base presunta adecuada a las diferentes actividades económicas. La introducción del monotributo debe ser acompañado por una reforma integral de los sistemas de salud y previsional y por un programa de combate frontal al contrabando que es otra fuente de informalidad.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Nueva ley de partidos permite inscripción del Movadef, advierte Francisco Diez Canseco

Nueva ley de partidos permite inscripción del Movadef, advierte Francisco Diez Canseco