Jose Cevasco

Jose Cevasco

DECODIFICADOR POLÍTICO

Acerca de Jose Cevasco:





Charla de café

Durante la semana que pasó, me reuní con dos viejos amigos; ellos preocupados por la situación política del país, y yo en verdad no tanto. Ellos están formado un partido político nuevo y están con todas las “pilas” puestas y recargadas; están con la ilusión de cambiar el país, y eso es bueno.

Envidio la ilusión que tienen, porque en verdad yo casi la he perdido. El problema no son los planes de gobierno, porque muy pocos partidos los tienen realmente; la mayoría de ellos son hechos únicamente con fines electorales y con el propósito de cumplir con la ley de elecciones.

El problema no es el modelo de gobierno, porque el modelo es solo eso, y cuando están en la “cancha” para gobernar, pierden el horizonte y lo hacen, como sucede hoy, pensando en los aplausos. La Doctora Martha Hildebrandt, me decía que los gobernantes no deben buscar el aplauso inmediato; eso es populismo. El verdadero gobernante, me decía, está pensando en el futuro del largo plazo.

Un día le dije “la voz del pueblo es la voz de Dios”, ella me dijo “Dios no es tonto”. El pueblo, me dijo, no siempre sabe lo que es bueno para él. También tiene razón, porque la mayoría  busca el corto plazo, es decir soluciones inmediatas personales y no tiene la visión que debería tener un gobernante, que es la del largo plazo. Si no, no tuviéramos las grandes obras, que para construirlas se necesita tiempo e inversión; que en cristiano la denomino paciencia, virtud que el pueblo, no la tiene.

Hablamos de los congresistas que son tan criticados, y me “maté” de la risa, porque son criticados por las mismas personas que los eligieron; los congresistas, les dije, no salen del “aire” pero nadie acepta su responsabilidad.

Si todo esto es así, como que lo es, el problema son las personas, es decir el pueblo. Entonces, si el pueblo elije para buscar soluciones del corto plazo, siempre tendremos gobernantes del corto plazo. Lo ideal sería que el voto sea libre y sin multas; estoy seguro de que votarían los más informados y así tendríamos mejores gobernantes.

La charla terminó, y ellos mantuvieron sus ilusiones encendidas, yo traté de contagiarles de mi pesimismo, pero a Dios gracias, fracasé. Ojalá que ellos puedan cambiar lo que, hasta ahora, muy pocos han podido; gobernar para el bien del futuro del país.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Keiko Fujimori permanece internada en clínica por problemas cardiacos

Keiko Fujimori permanece internada en clínica por problemas cardiacos