Jose Cevasco

Jose Cevasco

DECODIFICADOR POLÍTICO

Acerca de Jose Cevasco:





La historia pendiente

Hace unos días me suscribí en Facebook al grupo Historias Fotográficas del Perú y del Mundo, con el propósito de informarme gráficamente el cambio de nuestro país. En mi afán de colaborar con el grupo publiqué dos fotografías del Congreso; una del parque Faustino Sánchez Carrión, ubicado en la parte posterior del Congreso, y la otra también de la parte posterior que muestra al mercado central, teniendo como fondo al Palacio Legislativo.

Los comentarios de las personas que pertenecen al grupo no se hicieron esperar, pero con ello también aprecié que muchos conocen muy poco de cómo ha ido cambiando nuestra ciudad, en los que me incluyo, y los alrededores de la Plaza Bolívar. Uno de los temas pendientes, de mi paso por el Parlamento, es no haber podido persuadir a los expresidentes para la publicación de la Historia del Congreso. Excepto, por los libros publicados, uno en 1955, La Historia del Senado, escrito por Atilio Sivirichi, y el otro publicado en 1965 por Ismael Echegaray, La Cámara de Diputados y las Constituciones, el Congreso no ha escrito su historia después de esos años.

Cuando hablo de la historia, no me refiero a los temas políticos o estrictamente parlamentarios, que de alguna forma están en el Diario de los Debates y en la prensa, sino me refiero a los acontecimientos que estuvieron tras bambalinas del gran teatro llamado Parlamento.

Hay historias y eventos que el Congreso no debe permitir que se olviden; por ejemplo, el uso que se le dio a sus instalaciones durante la época del último gobierno militar, de cómo era el funcionamiento del Senado y de la Cámara de Diputados, de su conformación parlamentaria y de su burocracia, entre otros aspectos. Ahora, aún están vivos exparlamentarios que son fuentes importantes para llenar muchas páginas que cuenten lo acontecido al interior del Palacio Legislativo; recuerdo, por ejemplo, cómo un exlegislador me contó que, a los alrededores de los años cincuenta, con el fin de invalidar una sesión del pleno del Congreso, apagaron las luces del hemiciclo y con pistola en mano y bala le robaron al relator el acta de la sesión, con el propósito de invalidar una votación.

El Congreso haría muy bien, por intermedio de su excepcional Fondo Editorial, en propiciar la edición de su historia, e inmortalizar los hechos y acontecimientos que los peruanos de hoy y del mañana deben saber.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Toledo fue trasladado a cárcel en condado de San Mateo

Toledo fue trasladado a cárcel en condado de San Mateo