Columnista - Jose Cevasco

La previa al nuevo Congreso

Jose Cevasco

2 dic. 2019 02:50 am
A+

El Congreso que se viene tendrá una corta duración y, si los nuevos congresistas pretenden trabajar y organizarse de la manera tradicional como han venido desarrollándose los congresos anteriores, están “muertos”. El tiempo se los comerá. Se calcula que el Congreso para organizarse demora en promedio unos tres meses; distribuir oficinas, aprobar el cuadro de comisiones y sus mesas directivas, y constituir los demás órganos de la Organización Parlamentaria, no es tarea fácil. Naturalmente ello también dependerá del número de grupos parlamentarios que tenga el nuevo congreso; a más números de grupos más demorará la toma de acuerdos. Si esto es así, ¿qué se puede hacer desde ahora para ir ganando tiempo? Conversando con algunos candidatos al Congreso, les manifestaba que quizás sea conveniente la aprobación de una agenda parlamentaria común entre aquellos grupos políticos que podrían pasar la valla
electoral. Una agenda común de temas parlamentarios, permitiría que desde ahora los partidos políticos vayan encontrando aristas de coincidencia, pero sobre la base de dos ejes fundamentales; incorporando los temas que el país necesita y los temas que son de interés de la población. Hago esta diferencia, porque el pueblo no siempre sabe lo que el país necesita, ya que interponen sus temas personales, legítimos desde luego, a los temas que una nación precisa. Espero que los funcionarios del Congreso estén ya trabajando en los temas del futuro inmediato, para proponer a los próximos congresistas herramientas “imaginativas” que rompan con el facilismo de usar los métodos tradicionales, y hacer que la organización y funcionamiento del siguiente Congreso sea más ágil. La labor del funcionario del Congreso no solo tiene que ver con su trabajo de asesoramiento a la labor del parlamentario, su compromiso tiene que ver también con el bienestar del país; ser trabajador del Congreso no los exime de su condición de ciudadanos. Los trabajos previos a la instalación del nuevo congreso, por parte de los partidos políticos, se hace más que necesaria, ya que el tiempo por delante es muy corto. Pero también, los funcionarios del Congreso tienen que poner su grano de arena, para ir trabajando nuevas formas de organización para el Congreso que se viene, y romper de una vez por todas con métodos tradicionales de trabajo parlamentario, que en estos tiempos de recuperación de la legitimidad del Congreso se hace más que necesaria. No hay que esperar que se instale el nuevo Congreso para ir trabajando en ello.

Post Relacionados

La estrategia está mal… y lo saben

Y las prórrogas continúan sin una estrategia clara. El discurso de quédate en casa dirigido a personas que no tienen la cultura del respeto a las normas y que están acostumbradas a generar la informalidad en todas las etapas de su vida, no ha tenido el efecto deseado. ¿Acaso la idiosincrasia de la población no

A más pobreza, mejor para la política

Cuando veo las carencias de nuestra población que vive en zonas de extrema pobreza y sin servicios básicos para vivir, no la culpo a ella, sino a quienes permitieron que esa situación suceda. Es muy fácil hacer política en países como el nuestro. El político en campaña promete lo que sea para conquistar los votos,

Impuesto “taladrario”

En el programa “BaellaTalks” lancé la frase “¡Qué fácil es gobernar con la plata que no es tuya!” y Alfonso la completó: “¡Pero lo peor es que, no siendo tuya, la gastes mal!” Este diálogo sucedió el último viernes en que, junto con Enrique Valderrama, director de Punto de Encuentro, y Vladimir Paz de la