Jose Luis Patiño

Jose Luis Patiño

AL FINAL DEL TÚNEL

Acerca de Jose Luis Patiño:

Periodista y analista económico y financiero, con más de 25 años de ejercicio profesional en diversos medios periodísticos (prensa, radio y TV), como Diario EXPRESO, RPP Noticias, Canal 7. Ganador de 4 premios nacionales de periodismo por sus investigaciones especializadas.



Balance 2019

El 2019 ha sido marcado en su transversalidad por las develaciones producto de los casos Lava Jato, los Cuellos blancos del Puerto y el Club de la Construcción. Si bien la lucha anticorrupción está en su fase inicial (pesquisas, confesiones y prisiones preventivas), marca una serie de conclusiones sobre el comportamiento histórico de nuestra clase política, el sistema judicial, la clase empresarial y los propios ciudadanos.

La clase política ha demostrado una vez más su total desapego de los intereses nacionales, su orfandad moral y ética, y la carencia de liderazgos que encarnen una visión de desarrollo sostenible. El hecho sintomático que todos sus “líderes” han sido parte del engranaje de la corrupción enquistada en el Estado en beneficio de mafias de todo calibre, demuestra el grado de metástasis que acusa.

Sin embargo, lo que preocupa sobremanera es que la mayoría de partidos y movimientos vigentes ni siquiera muestren un ánimo de renovación que apunte a una reconstrucción de sus cuadros y liderazgos. Un ejemplo de ello lo podemos ver en los personajes que conforman sus listas de candidatos a las próximas elecciones congresales. Ninguno se salva de haber incluido impresentables.

El sistema judicial también muestra evidencias de estar secuestrado por bandas de jueces y fiscales, que a toda costa quieren seguir manteniendo el poder para continuar viviendo de la injusticia, blindando a sus apañadores políticos que por años han establecido una asociación delincuencial y ejecutando vendettas a quienes osan con fumigarlos.

Lo más preocupante con el destino de la justicia en el Perú es que su reforma sigue en pañales y que todo acto que conduce al avance de la misma resulta siendo saboteado por los grupos de poder. Un ejemplo claro es lo que pasará con la elección de los integrantes de la Junta Nacional de Justicia, que nos traerá sorpresas indignantes.

La clase empresarial no se escapa aún del hedor mercantilista heredado desde tiempos cuasi ancestrales. Las señales de aparentes cambios en las conductas de grandes empresarios que salían con etiquetas marketeras de “responsabilidad social” quedaron pulverizadas y permitieron confirmar que del dicho al hecho hay mucho trecho. Sin embargo, no son la mayoría. Es más, hay plenas evidencias que la clase empresarial en sus bases emergentes se viene regenerando con mayor velocidad que la clase política, y es ahí donde alimentamos las esperanzas de cambio.

Finalmente, la mayoría ciudadana en el 2019 ha seguido demostrando signos de indignación. Sin embargo, sólo puede quedar en un berrinche más si sigue eligiendo a impresentables, blindadores de corruptos o a quienes le meten la mano en el bolsillo con el cuento de hacerles el favor prometiéndole el oro y el moro.

A mis lectores les daré un descanso por un mes, gocen de la familia en estas fiestas de fin de año y empiecen bien recargados el 2020.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Partido Morado sobre Julio Guzmán: “No encontramos responsabilidad política”

Partido Morado sobre Julio Guzmán: “No encontramos responsabilidad política”