Jose Luis Patiño

Jose Luis Patiño

AL FINAL DEL TÚNEL

Acerca de Jose Luis Patiño:

Periodista y analista económico y financiero, con más de 25 años de ejercicio profesional en diversos medios periodísticos (prensa, radio y TV), como Diario EXPRESO, RPP Noticias, Canal 7. Ganador de 4 premios nacionales de periodismo por sus investigaciones especializadas.



Matando nuestra democracia…

La mayoría de los partidos y movimientos políticos legalmente inscritos para participar en las próximas elecciones congresales sigue dando muestras de su renuencia al cambio, a seguir creyendo que las elecciones son una gran oportunidad de conquistar cuotas de poder a toda costa, sin el menor rubor, y que los ciudadanos son unos peleles que caerán en la trampa de su oferta populachera.

La desconexión entre estos partidos y movimientos electorales –convertidos hace mucho tiempo en vientres de alquiler- con la ciudadanía continúa y se ahonda cada vez más. El hartazgo de la población por sus electos “representantes”, se expresa hace mucho tiempo en las manifestaciones populares contra los congresistas y, ergo, contra la institución que debiera ser el símbolo de la máxima institucionalidad democrática.
En la práctica –y por increíble que parezca—han sido los propios partidos y movimientos políticos que se han dedicado tenaz y arteramente a matar progresivamente al Congreso, símbolo de la democracia representativa. ¿Cómo así? Promoviendo el acceso a una curul a impresentables, que, por el solo hecho de exhibir poder económico, o ser testaferros de mafias de todo calibre, o ser locuaces y camaleónicos vendedores de cebo de culebra en calles, plazuelas, medios de comunicación y redes sociales, lograron ser coronados como “padres de la Patria”.

En el momento que los partidos y movimientos políticos entren en juiciosa razón, entiendan que son los pilares de la democracia y su principal razón de ser es canalizar y sistematizar la demanda de la población, convertirla en ideario político, formular lineamientos y políticas de Estado, y plantear reformas de todo calibre enfocadas a lograr una mejor calidad de vida a las familias; darán el primer gran paso por reconstruir ese puente con la ciudadanía.

El segundo gran paso es cómo ese ideario político, convertido en propuestas de reformas, logra ser encarnado en postulantes al Congreso de la República, que exhiban un perfil soñado: personajes con reconocidos valores y principios éticos y morales, con una marca indeleble de vocación ciudadana, diestros en defender y sustentar propuestas de reformas con enfoque ciudadano, y férreos defensores de la libertades y la institucionalidad democrática.

Si los partidos y movimientos políticos dan estos dos grandes pasos, entraremos recién a una primera fase de reconstrucción de los pilares de la democracia. Hasta el momento, la situación sigue siendo desoladora. Confiamos, por el bien de la mayoría de ciudadanos, que, de una vez por todas, la clase política resurja como el Ave Fénix, de lo contrario seguiremos viviendo al borde de la anarquía y expuestos a caer en los brazos de dictadores de mucho floro y hambrientos de dominación.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
César Villanueva: PJ dicta 18 meses de prisión preventiva en su contra

César Villanueva: PJ dicta 18 meses de prisión preventiva en su contra