La amenaza fantasma de los radicales

La amenaza fantasma de los radicales
  • Fecha Martes 3 de Septiembre del 2019
  • Fecha 2:10 am

Si derechas e izquierdas moderadas quieren aportar al diálogo político (que hoy tendrá lugar entre el presidente Vizcarra y el presidente Olaechea en Palacio de Gobierno), tendrán que reconvertir sus estrategias de confrontación y cambiar el chip excluyente y fundamentalista que caracteriza sus narrativas actuales en discursos inclusivos y modernos.

Categorías como “izquierda” y “derecha”, por cierto, resultan obsoletas para explicar la realidad social peruana y mundial. Entendemos que expresan tendencias distintas respecto al uso que dan al Estado tras la captura del poder. Y en ese sentido las describimos.

La izquierda padecería de un determinismo legal, normativo y plebiscitario. ¿Realmente creen que la única forma de lograr un cambio es con otra Constitución o vía referéndum para que el pueblo decida? La realidad no se transforma por generación espontánea o por decreto. Nada más alejado del sentimiento de hastío popular frente a un modelo gubernamental instalado en los 90, que hoy es incapaz de incluir a las mayorías en una sola agenda país.

La derecha, por su parte, sufriría también de un determinismo económico. ¿Realmente creen que si Tía María NO VA, ocurrirá un cataclismo económico que fracturaría al país? NO seamos ingenuos. Si sobrevivimos al terrorismo criminal y demencial de Sendero Luminoso en los 80, no hay forma de que alguien conciba la postergación de un proyecto minero como el fin del mundo.

Las sociedades no se crean ni se destruyen. Solo se transforman. Si las élites de izquierda y derecha moderada que gobernaron el país los últimos 30 años son incapaces de administrar ese cambio social de manera inteligente, quienes sacarán ventaja de una situación de descontrol y desorden serán los líderes radicales, aquellos que proponen modelos autocráticos, cual amenaza fantasma, poniendo en riesgo nuestro derecho más preciado: la libertad de elegir.

Si no entramos en razón y seguimos postergando los ajustes necesarios a un modelo gubernamental agotado, serán radicales de izquierda y de derecha quienes ganen terreno, y entonces podríamos probar recetas del calibre de una especie de comando militar “Con mis hijos no te metas” o de un “Sendero Luminoso recargado”, que se nutrirán de un mar de descontento popular que hasta hoy no logramos apaciguar en regiones alejadas de la capital.

El reto es que las nuevas élites conviertan el proyecto país que hoy solo funciona para un grupúsculo minoritario de élites desconectadas e ignorantes, en un plan nacional que asocie a todas las sangres del Perú.

Noticias relacionadas



Top
BCR anuncia paquete de S/ 30.000 millones para asegurar cadena de pagos

BCR anuncia paquete de S/ 30.000 millones para asegurar cadena de pagos