Juan Carlos Ruiz Rivas

Acerca de Juan Carlos Ruiz Rivas:





La liga de la Justicia

Cometería un grave error el Gobierno si considera que darle tarea legislativa al Congreso es suficiente para iniciar una verdadera reforma de la Justicia en el Perú. Como si enviar una propuesta de Ley Orgánica para la Junta Nacional de Justicia y anunciar una Junta de Notables trajeran, como consecuencia inmediata, un alineamiento automático de jueces y fiscales quienes, como por arte de magia, comenzarán a impartir una nueva forma de justicia a diestra y siniestra en todo el país.

La reforma de la Justicia comprende muchos frentes que debemos atacar en simultáneo. Eso lo tenemos claro todos. Pero no olvidemos que el “abc” de una reforma pública comienza por lograr que el ciudadano crea en ella y realmente la necesite. Lo decimos para que los talentos gubernamentales de Palacio recuerden que hay un orden “social” de las cosas. Y lo mejor es comenzar por el inicio. No por el final.

Es necesario, para ello, que nuestras autoridades se hagan preguntas claves que requieren respuestas, antes de implementar nuevas políticas públicas. La primera es si hoy existe una plataforma de atención primaria de justicia que el ciudadano sienta cercana y valore como servicios públicos que resuelven sus problemas cotidianos.

Hablamos de una plataforma de atención primaria similar a los centros de atención primaria en salud, cuya función no solo es preventiva y educativa, sino también de contención, evitando que los servicios de mayor complejidad colapsen tratando de resolver los problemas menores. Con la justicia funciona igual.

El ciudadano debe conocer y utilizar adecuadamente una plataforma de justicia primaria (los famosos juzgados de paz letrados y no letrados, como los conocemos hoy), que esté al alcance de nuestra mano, como hoy percibimos a comisarías, postas médicas, escuelas primarias o tambos.

Esta tarea, por cierto, no está solo en manos del Poder Judicial y el Ministerio Público. Debería ser una de las prioridades de la agenda que hoy impone el MEF, por ejemplo, considerando que este tema es vital para nuestra supervivencia como sociedad, como lo es la generación de empleo.

Si resolvemos este pequeño acertijo, tal vez comprendamos que los 800 jueces de paz letrados no bastan para resolver la atención primaria de justicia en el país. Entenderemos también que no tiene ningún sentido que haya más jueces en la plataforma de mayor complejidad (más de 1,500 jueces especializados, más de 500 superiores y 40 supremos), que en el nivel primario de justicia. ¿Asumirán este reto?

Juan Carlos Ruiz Rivas

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Ayacucho: 4 desaparecidos, 20 casas destruidas por Huaycos

Ayacucho: 4 desaparecidos, 20 casas destruidas por Huaycos