Juan Varilias

Juan Varilias

LA VOZ DE ADEX

Acerca de Juan Varilias:

Presidente de Adex

Fortaleciendo los motores del crecimiento

La economía peruana está recuperando el ritmo de crecimiento que todos deseamos. Según los entendidos, en pocos días el INEI nos informará que la tasa de crecimiento llegó al 5 %. Se trata de una recuperación económica en la que las exportaciones tienen mucho que ver.
En efecto, nuestras ventas al exterior registran un crecimiento sostenido por 21 meses consecutivos. En términos anualizados, las exportaciones empezaron a crecer desde septiembre de 1976 con una tímida tasa de 1 %. En mayo de este año, el crecimiento exportador alcanzó el 19 %.
En el ciclo expansivo de la década pasada, los despachos empezaron a crecer en marzo del 2002 y sostuvo un ritmo creciente por 84 meses consecutivos. Desde marzo del 2004 hasta noviembre del 2007, se observó 45 meses con tasas de crecimiento superiores al 20 %, alcanzando el récord histórico de 40.5 % en julio del 2005.
Estas cifras son útiles para definir metas de crecimiento de nuestras exportaciones, que nos permitan recuperar las tasas de crecimiento del PBI de la década pasada.
Este ciclo del boom exportador llegó a su fin con el estallido de la crisis financiera internacional y nos sumió en una fase contractiva que duró 12 meses. Luego, nuestra recuperación fue rápida, en gran parte por la acertada decisión del gobierno de elevar temporalmente la tasa del drawback a 8 %.
Lamentablemente, el fin del ciclo de precios altos de los minerales también llegó a su fin y, nuevamente, entramos en una fase contractiva que se extendió por 45 meses consecutivos. Como consecuencia de ello, la economía peruana entró en una fase de desaceleración que se mantuvo por 4 años.
De todo este análisis se desprende una gran conclusión: las exportaciones son un motor de crecimiento importante, pero están bastantes expuestas a factores que no podemos controlar.
El crecimiento de los dos últimos años es explicado en un 76 % por las exportaciones mineras, en 11 % por la exportación de gas y petróleo, en 10 % por las agroexportaciones y en 4 % por la pesca. Es decir, todavía estamos dependiendo del precio de los minerales.
De hecho, la tasa de crecimiento más alta de las exportaciones la alcanzamos en noviembre del 2017 con 25.3 %; de ahí en adelante, se ha venido perdiendo el ritmo de crecimiento. En mayo cerramos en 19 % y, en esa tendencia, terminaremos por debajo del 15 % en diciembre. De ser así, el motor de las exportaciones perderá la fuerza que necesitamos para que la economía crezca a tasas por encima del 5 %.
Todo esto nos lleva a una conclusión final: necesitamos más motores de crecimiento y para ello debemos trabajar en políticas sectoriales y con estrategias de largo plazo, por lo que la labor conjunta entre el sector público y privado no debe hacerse esperar.

ico-columnistas

Más artículos relacionados

Top
Transmitirán el eclipse lunar más largo del siglo XXI

Transmitirán el eclipse lunar más largo del siglo XXI