Juan Varilias

Juan Varilias

LA VOZ DE ADEX

Acerca de Juan Varilias:

Presidente de Adex





Responsabilidad con el futuro

Los peruanos centramos nuestra mirada en nuestros propios problemas y en otros que se generan en el entorno global que también influirán seriamente en nuestra realidad económica.

Las negociaciones sobre el Brexit entre el Reino Unido y la Unión Europea, por ejemplo, preocupan a nuestros agroexportadores. La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha tenido un nuevo episodio que pone sombras sobre la evolución futura de las exportaciones.

Mucho más preocupante aún es el posicionamiento que está adquiriendo el Perú en un mundo que ha entrado a una nueva era de transformaciones a gran velocidad, de innovaciones disruptivas que cambian la geografía de la producción y la forma de hacer negocios.

Nuestra industria es la más preocupada porque siente que pierde competitividad y mercados frente a las economías emergentes del Asia. De la mano con la desindustrialización que vivimos, se empieza a generar un problema laboral porque se dice que la cuarta revolución industrial es, por naturaleza, destructora de empleo.

La pasividad con la que hemos asumido nuestra relación económica con el mundo nos puede generar más problemas. No podemos dejar que el mundo defina lo que seremos en el nuevo orden que se está configurando. Debemos asumir la responsabilidad de nuestro futuro.

Entre las buenas ideas que se han esbozado respecto a la estrategia de desarrollo que debemos seguir, destaca aquella que dice que debemos trabajar en función de la riqueza que tenemos y que, para que ello no signifique seguir siendo productores primarios, tenemos que pensar en el reto de añadirle valor a nuestros minerales, a nuestros productos agrícolas y acuícolas, a nuestra madera, etc.

Desde esa perspectiva, lo que nos corresponde hacer es traer al Perú la tecnología y el know how que necesitamos para, por ejemplo, transformar nuestros super alimentos en pastas, harinas, jugos, etc. O qué necesitamos para que la productividad de nuestras tierras se incremente sustancialmente para ser más competitivos.

Obviamente, para atraer los recursos que necesitamos no basta con que el Perú sea una economía abierta. Es importante también fortalecer la institucionalidad  para tener los elementos transversales de la competitividad, siendo los más importantes la infraestructura física, la educación, la modernización de las entidades públicas, la consistencia de un marco jurídico, entre otros temas.

Esperamos que el Plan Nacional de Competitividad que está en elaboración tenga la fuerza suficiente como para provocar los cambios estructurales e institucionales que necesitamos y que no se reduzca a un conjunto de normas sin efecto práctico, como ha sucedido en las versiones anteriores de este plan.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Domingo Pérez suma otro fracaso: no pudo encarcelar a PPK

Domingo Pérez suma otro fracaso: no pudo encarcelar a PPK