Con 37 de 130 escaños (28%), el Perú profundo es 1ra minoría en el Congreso. Nacional e internacionalmente reconocido que las elecciones fueron limpias. No hubo fraude. Pedro Castillo recibirá en estos días su credencial de Presidente del Perú, hecho de tremenda importancia porque la etnonación asume la Nación de manos del Perú alienígena.
A semanas de la toma del poder, cualquier discusión entre el partido politico Perú Libre y el Presidente Castillo es letal, fomentada por el enemigo. Cada uno tiene por naturaleza su función específica, ratificada por Ley ; pero tienen que cordinar porque ambos son el Poder de la nación.
I.- Al partido le corresponde el Congreso. Decisivo que el 28% se convierta en 66% o algo aproximado para lo cual el partido tiene que ser promotor responsable de un Congreso definidamente favorable al gran cambio nacional : 1) Objetivo nacional: PERÚ POTENCIA MUNDIAL con alta ciencia propia y con base en Concytec. 2) Expulsión de Odebrecht (símbolo de corrupción) e incautación de sus bienes. 3) Para agosto, las concesionarias mineras habrán entregado a la Sunat la parte del mineral extraído en el 2020 que corresponde al dueño natural que es el Estado. Es fundamentalísimo porque da solvencia al Estado y capital físico para nuestra industrialización a cargo de empresarios privados nacionales. 4) Restablecimiento de los cursos de Historia y Geografía del Perú e IPM, que obligará a duplicar locales escolares. Plazas de trabajo para millones en todo el país. 5) Los grandes centros de trabajo tendrán a los lugareños como proveedores de comestibles. 6) Servicio militar obligatorio de 4 años si el soldado quiere egresar con profesión otorgada a nombre de las Fuerzas Armadas. 7) Coronavirus: el confinamiento de gente sana no es una medida médica! y hay tratamientos. Asesorarse por el Instituto Hospitalario Universitario de Marsella, Francia : Dr. Raoult.
II.- Al Presidente le corresponde principalmente poner en su agenda de los primeros 100 días los 7 puntos mencionados que tienen que ser el contenido de su mensaje a la Nación; que propiamente es la partida de nacimiento del nuevo Gran Perú tras 498 años. Con base en dichos puntos u objetivos, formar equipos de recepción del poder. Realizarlos con el respaldo del Congreso y asegurarse que el retorno del Antiguo Gran Perú se realice con la máxima solemnidad invitando a las más altas personalidades políticas del mundo.
Lo que se haga en los primeros 100 días define el éxito del gobierno. Es el cimiento del Nuevo Perú.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.