Este junio-6-2021, si Pedro Castillo gana y pierde Keiko Fujimori, será la histórica respuesta a Noviembre-16-1532, prisión de Atahualpa por Pizarro. Emboscadas antípodas. Ayer, España embosca al Perú y ahora, tras 489 años, Perú profundo embosca al Perú alienígena, herencia de Pizarro. «Perú: Madre de extraños y madrastra de tus hijos» (Garcilaso) hasta hoy. En adelante será «Perú: Madre de tus hijos y madre adoptiva de extranjeros decentes».
En el debate Castillo-Keiko del 30 de mayo último, Castillo ingresó al auditorio mostrando sus manos limpias y diciendo: «Vengo con manos limpias». Keiko no pudo responder; pues, de adolescente, permitió que su padre maltratara física y moralmente a su madre; ya mayor de edad (1993), usurpó a su madre su calidad legítima de primera dama y permitió las torturas tanto en Palacio como en el Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE) donde su madre fue vejada y torturada de lo que dio cuenta el periodista Gorriti, quien al verla en los pasillos completamente desnuda, recién baldeada, se vio obligado a cubrirle las partes íntimas con su casaca. Permitió también que le pongan electroshock en dos oportunidades.
Es más, Keiko tiene nutrido prontuario en delitos comunes, ahora mismo, debiera estar en cárcel entre otras cosas por lavado de activos ($ 3 millones 650 mil), recibidos del CEO del Banco de Crédito del Perú, recepción reconocida por ambos.
Keiko carece absolutamente de idoneidad para ser Presidenta.
Anteayer, mayo 31 en Arequipa, públicamente pidió perdón al Perú acompañada de dos personajillos. Por los delitos contra su madre, cercanos a matricidio, no cabe perdón. En justicia, en casos como este, odiarlo es virtud. Perdonarlo sería abyección.
Quien vote por ella este domingo sería realmente vil.
Por ello, ante este prontuario rayando en matricidio, Keiko solo puede ganar con fraude como ya ocurrió en la primera vuelta con la ayuda decisiva del jefe de ONPE, denunciado con documentos por el perjudicado López Aliaga.
Significa que Keiko es dinamita, su victoria desencadenaría un incendio del Perú peor que el de noviembre pasado, cuando vacado Vizcarra, el pueblo siguió luchando sangrientamente y en días fue derribado el golpista Merino.
El fraude está en marcha con mejor planificación, reforzado por divisionarios de las Fuerzas Armadas, varios de ellos electos congresistas: la sedición del Perú alienígena está a la vista.
El Perú alienígena está zombi por desesperación. Al menos, en estos últimos cinco años , todos los tiros le salen por la culata.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.