Los mercantilistas de izquierda (socialistas) para atacar a la economía de mercado la llaman economía de libre mercado con el afán de dar a entender que los que la propugnan son unos mercantilistas de derecha que quieren, impunemente, distorsionar el mercado. Nada más falso, en la economía de mercado lo que es libre es la oferta y demanda y si el mercado permite, con monopolios o influencias de cualquier tipo, distorsionarla el mercado debe ser intervenido para hacer que la oferta satisfaga a la demanda y no para hacer que los precios sean establecidos artificialmente, es decir, establecidos a la fuerza y no por una oferta y demanda equilibrada.

Para aclarar lo anterior, voy a dar dos ejemplos de control de precios, uno que lo fija en contra de la oferta y demanda y uno que no lo hace.

1) Si en un país la oferta de leche es 2,000 litros diarios y la demanda es 2,000 litros el precio es, digamos, S/2.00 por litro. Si al Estado fija el precio en S/1.00 la demanda aumenta, digamos que al doble. Es decir 4,000 litros, pero como la oferta sigue siendo solo 2,000 litros el S/1.00 en el precio que ha bajado el control se paga por lo bajo, pero el caso es que siempre habrán 2,000 litros que no llegan a quienes los requieren, salvo que el Estado incentive la producción de leche. La pregunta es: ¿quién respondería mejor a un incentivo estatal para aumentar la producción de leche, el Estado o el sector privado?

La economía de mercado incentiva al sector privado y socialismo al Estado.

2) Sabemos que los intereses que cobran los bancos por las tarjetas de créditos es altísimo (fuera del mercado) ¿Por qué son tan altos? Por el riesgo de la falta de pago. ¿Cuándo ganan más los bancos? Cuando emiten más tarjetas de crédito.

¿Por qué suben los interese de los bancos? Para cobrar las faltas de pagos que origina su beneficio de emitir tarjetas de crédito a personas que no pueden pagar, es decir para cubrirse del riesgo que los beneficia porque mientras más tarjetas emitan ganan más y el riesgo lo recuperan con el aumento de los interese que le cobran a los tarjetahabientes.

En otras palabras. La Economía de Mercado permite fijar los intereses que cobran los bancos a los tarjetahabientes porque hace que la oferta y demanda esté equilibrada porque los bancos no pueden, oligopólicamente, cargarles a los tarjetahabientes costos que le permiten tener más utilidades sin darles nada a cambio.