La gestión eficaz de información y su impacto en el servicio al paciente


La gestión eficaz de información y su impacto en el servicio al paciente

La mejora de la experiencia del paciente en hospitales y clínicas puede resultar abrumadora al implicar múltiples puntos de contacto a lo largo de la organización: desde la preinscripción al alta, pasando por la facturación. Frente a ello, los avances de la tecnología están ayudando a optimizar el acceso seguro, las interfaces de usuario, el servicio al cliente y el control de calidad.

El sector salud precisa de servicios de información que ofrezcan la capacidad de acceder a ella, siempre que se necesite, independiente del momento y lugar, y desde cualquier dispositivo. Contar con la información, ya sea en papel o digital, mejora la comunicación entre el personal y los pacientes, lo que contribuye en la calidad de la atención, la seguridad del paciente, la eficiencia del personal, la reputación de la organización y, por consecuencia, en sus finanzas.

Según Jesús Santiago, Strategic Sales en Ricoh Latin America, la forma de capturar, transformar y administrar los datos en el ecosistema de salud tiene un gran impacto en la experiencia del paciente. Los tiempos que toman los exámenes en los hospitales no pueden repetirse en cada nueva etapa por no encontrarse la información de manera oportuna; sin documentación pertinente, la experiencia del usuario se verá opacada y los pacientes desarrollarán una sensación de malestar e incompetencia que será transmitido a sus familiares y allegados.

De esta manera, contemplar soluciones a la medida del sector salud debe ser uno de los principales objetivos de mejora en el servicio al paciente. Para lograr este nivel de fluidez en la información se deben desarrollar e implementar  las siguientes áreas:

Captura del papel: Para evitar que un paciente llene la misma información en múltiples formularios, las organizaciones pueden detectar los puntos exactos donde la información debe ser accesible, capturarla, transformarla y administrarla para uso eficiente.

Flujo de trabajo: Hospitales y clínicas pueden optimizar los flujos de trabajo que conducen a la atención conectada y las decisiones informadas.

Infraestructura de TI adecuada: Es necesario asegurarse de contar con una infraestructura de TI conectada e integrada, que cumpla los estándares de interoperabilidad y que los sistemas se comuniquen entre sí.