“Cancha de arcilla: poemas en prosa”, de Miguel Ángel Zapata, es el último título de la colección Iberoamérica de poesía que publica Editorial Summa para el FIP Primavera Poética cuya biblioteca reúne a 55 de los más destacados poetas en lengua española.

A Omar Lara, Raúl Zurita, Juan Cameron (Chile), Leopoldo Castilla, Hugo Francisco Rivella, Hugo Mujica, Carlos (Argentina), Jotamario Arbeláez, Federico Díaz-Granados, Andrea Cote Botero (Colombia), Daisy Zamora (Nicaragua), Iván Oñate, Xavier Oquendo Troncoso (Ecuador), Marco Martos, José Ruiz Rosas, Arturo Corcuera, Omar Aramayo (Perú), Luis García Montero (España), entre otros grandes, se suma ahora el poeta piurano radicado en Nueva York, quien con un libro en cuyas páginas es evidente su pericia verbal para abordar el instante, los viajes cuyas marcas se advierten en la concatenación de un discurso que recoge la plenitud de los parques, la cotidianidad de un cuervo que despliega las alas o las lecturas de nuestros clásicos muy bien procesadas en un registro que hace de Zapata acaso el más puntual referente del poema en prosa contemporáneo; impone con la naturalidad del río de Heráclito la posibilidad de sostener una voz sin cambiarle la música. Así el cuervo continúa siendo su señal de identidad, el loro un pretexto para no ceder al abismo común de la tristeza y, una ventana en medio de la calle, el triunfo de aquel territorio imaginario desde donde continúa observando los muslos sobre la grama.

La presentación, fue el viernes en la plataforma digital del festival, estuvo a cargo de su compañero de generación, el poeta Carlos López Degregori, quien, además de precisar sobre los maestros de la prosa poética, leyó algunos de los poemas más celebrados de Miguel Ángel Zapata. “Cancha de arcilla” es la afirmación de que cuando se conocen las múltiples estructuras para la composición, es la poesía quien determina en cuál se exterioriza. Desde esa libertad, escribe Zapata.