Nunca olvidaré la primera vez que viendo un partido de fútbol escuché por parte de uno de los comentaristas “… y eso del VAR, ¿se llegará a implementar?…” Para ser plenamente sincero, lo primero que vino a mi cabeza fue algo relacionado a un control sobre el consumo de alcohol de los jugadores (por qué será, ¿no?…jajaja). Conforme fue desarrollando su comentario, entendí que se estaba hablando de una nueva herramienta que serviría para reducir los errores en las decisiones de los árbitros con el apoyo de tomas de video y un equipo adicional de árbitros que estaban dedicados a ver en tiempo real estas tomas y así dar apoyo a las decisiones del árbitro principal. Me atrevería a decir que el fútbol no volverá a ser el mismo luego de la implementación del VAR.

Cuando hace casi 30 años se lanzó la primera tienda online que aceptaba tarjetas de crédito, no éramos realmente conscientes de cómo estaban cambiando las condiciones de mercado para siempre; si bien en este caso no fue una regla impuesta como lo ocurrido con el VAR, la implementación de tecnología en el mundo retail fue también un hecho que a lo largo del tiempo ha cambiado por completo el mercado, no sólo a nivel de oferta, sino también en la generación de hábitos en los compradores. Estos cambios pueden ser paulatinos o de ejecución inmediata, lo cierto es que todos los participantes deben tener claro que si no se adaptan, van a dejar de participar en dichas actividades de manera adecuada.

Hago referencia a dos tipos de cambios en las “reglas de juego” de dos situaciones muy diferentes, además de que en un caso fue impuesto por la organización que lidera y en el otro caso fue propio de la evolución de la tecnología, como sea, las reglas de juego cambiaron y no dan opción de retorno. Estamos cerrando un año sumamente complejo pero con demasiados aprendizajes, hoy les pido hacer reflexión sobre este detalle que nos marcará en adelante… debemos lograr que nuestros negocios sean adaptables y flexibles a los cambios continuos que pueda presentar el mercado. Hoy las variantes vienen siendo dadas por la pandemia, pero en general, por la tecnología, nuevas tendencias propias de la globalización y demás situaciones, las reglas del mercado pueden cambiar muy rápidamente. Nuestro mejor aprendizaje a este año, ser adaptables. Una feliz Navidad para todos.