El cumplimiento de las obligaciones que algunas personas deben de atender implica que, de no ser respetadas, afectan el derecho de los demás. En el caso del funcionamiento de los organismos estatales, dentro del marco de un sistema democrático, es obligación de las autoridades que los dirigen, en atención al ejercicio de sus atribuciones, mantener permanentemente informada a la ciudadanía sobre lo que se hace o se deja de hacer, para administrar el Estado.

La reacción de la población con relación al actuar de sus autoridades producirá la legitimación o no de las decisiones de quienes ejercen el poder; pero para que ello sea el reflejo de la realidad, es necesario que la ciudadanía se encuentre oportuna y suficientemente informada de cuáles son las motivaciones que las fundamentan.

Los medios de comunicación oficiales, es decir aquellos que son dirigidos por las personas designadas por la misma autoridad gubernamental, como es lógico deducir, se limitan a difundir y/o promover la actuación de los integrantes del Poder Ejecutivo, destacando aquellas noticias que pueden servir para ponderar su accionar.

Los demás instrumentos de difusión de las noticias, que pueden tener una línea editorial a favor o en contra de la posición del gobierno de turno, son los que más y mejor pueden hacernos llegar la información que, como derecho, tiene el pueblo para enterarse de su realidad actual.

Por lo tanto, corresponde a los integrantes del órgano ejecutivo, comenzando por el propio Presidente de la República, cumplir con su obligación de proporcionar toda la información necesaria que permita evitar que el funcionamiento de nuestro sistema político se contamine de especulaciones, muchas de ellas cercanas con la realidad y, de esa forma, la ciudadanía pueda tener una visión más clara y precisa de adónde nos dirigimos y, verificar si estamos en el camino correcto.

Al respecto, y cercano a alcanzar los primeros cien días de gobierno, el resultado de las estadísticas con relación a la cantidad de minutos que el presidente Castillo concedió a la prensa para contestar las preguntas formuladas por los periodistas, es realmente desconcertante y lamentable.

Mientras que el analista, desde la comodidad de su escritorio, comenta la noticia, el reportero del medio de comunicación en forma inmediata y directa recoge la información para luego difundirla; razón por la cual es necesario que el jefe de Estado cambie de estrategia o de modo de actuar, y responda las interrogantes de los profesionales de prensa que siempre están dispuestos a recoger la opinión de la máxima autoridad de gobierno.
Si bien es verdad que, el presidente del Consejo de Ministros, “…después del presidente de la república…”, es “…el portavoz autorizado del gobierno”, no es menos cierto de que el común de la gente siempre está a la espera del pronunciamiento del propio jefe de Estado, pero no para escucharlo en el clásico discurso de plazuela sino respondiendo las preguntas que, sobre temas puntuales, le formulan los especialistas de la noticia.

En la práctica ciudadana, los medios comunicación cumplen un papel fundamental, como instrumento de transmisión del sentimiento poblacional, convirtiéndose en vocero de sus angustias y aspiraciones; en consecuencia, cuando el reportero hace una pregunta, hay que interpretarla como si fuera formulada por el mismo ciudadano que se encuentra interesado de saber qué piensa la persona que tiene a su cargo la dirección del aparato estatal.
La incertidumbre genera desconfianza y, esta última, a su vez, produce desestabilización que afecta, además de lo político, lo económico, y todo lo que comprende nuestro sistema social.

Ingratas y cercanas experiencias hemos tenido, en lo que fueran especialmente las dos últimas gestiones presidenciales, con jefes de Estado transitorios, las cuales tuvieron como principal característica la de decirnos las cosas a medias, ocultándonos la verdad. Esa realidad no puede ni debe repetirse. El pueblo peruano necesita que sus autoridades actúen con transparencia y veracidad.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.