La ONU… un desastre previsible

La ONU… un desastre previsible

A ver, la culpa de la infausta intervención de Castillo en la asamblea de ONU no la tiene él, finalmente se trata de un inimputable, un analfabeto funcional que no tiene idea de nada… además de mentiroso, corrupto y cínico. La culpa la tiene -en primer lugar- los inefables congresistas que le dieron permiso de viajar para hablar sandeces, esta vez ante el mundo entero en el foro internacional más importante que existe. Y luego los sobones del canciller y los embajadores -progres todos- que manejan los temas diplomáticos, asuntos en los que el mediocre profesor chotano y opaco dirigente sindical no tiene la menor idea.

Como bien lo han hecho notar diversos especialistas en la materia, en un solo discurso Castillo nos ha metido en problemas -y gratis además- con cuatro países súper importantes para el Perú. Con el Reino Unido, uno de los países con más intereses económicos en el país, trayendo a colación el tema… de las Malvinas (sic); con Israel, importante país amigo y que el Perú fue el primero en reconocerlo en 1948, criticándolo por el conflicto que tienen con los palestinos, ¿qué pito tocamos ahí?; con el Reino de Marruecos, reiterando un absurdo reconocimiento a un territorio poblado -no reconocido por ONU- como la autodenominada República Saharaui, otro tema en el que no tenemos arte ni parte; y finalmente con Rusia, inmiscuyéndose en el conflicto ruso-ucraniano, con nada menos que el principal proveedor de armas en el Perú de hace décadas: los rusos. Y ojo, nada tiene que ver la simpatía o antipatía hacia Vladímir Putin o si lo que hizo estuvo bien o mal, eso da para apasionantes charlas de café o encendidas columnas de opinión de particulares… no para delicadas cuestiones de Estado.

De más está decir que cualquiera puede tener una opinión sobre los temas mencionados, a favor o en contra, no importa, pero si eres la persona que dirige las relaciones internacionales de un país (al menos en el papel), además de personificar a la nación (una huachafería que ya debería eliminarse), cualquier cosa que se diga con relación a países con los que el Perú debe mantener excelentes relaciones, pues la cosa cambia. Es la voz oficial de un país.

La soberana estupidez que ha ocurrido en este foro ha sido monumental, inédita, grave y ojalá no nos traiga más problemas en el futuro de los que se puede avecinar, de esos que luego requieren de cirugía fina para resolver, algo que esta gente que está en el poder no tiene la menor idea de cómo hacerlo. Aunque resulte trillado decirlo, los Estados no tienen amigos… tienen intereses. Penosamente estamos gobernados por una recua de maleantes, ignorantes y oportunistas. Salir de todo esto nos va a costar muelas.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.