Por Roberto Cores. 

La histórica responsabilidad de ser la primera directora de la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú, la recibió Eva López Miranda el pasado 13 de diciembre. Fue elegida, en el marco de la ley, por el voto universal de docentes y alumnos de la Escuela en la primera votación virtual en que también se eligió a José Lino Ayala, director académico, y Wilberto Mario Piscoya Serrepe, director de Investigación.

La responsabilidad de la tarea y sus resultados, los que fueran, tendrán duración mayor a los cinco años de Eva López Miranda como directora de la ENSABAP. Responsabilidad que ejercieron José Sabogal, Ricardo Grau, Juan Manuel Ugarte Elespuru y otros históricos directores de la Escuela creada por Decreto Supremo del 28 de setiembre de 1918 firmado por el presidente Manuel Pardo y Barreda que el 15 de abril de 1919 la inauguró con Daniel Hernández como primer director.

El domingo 3 fue grato recibir a Eva, que en la centenaria Escuela tiene catorce años como docente en la especialidad pintura. El lunes 4 asumió la dirección, mismo día que la juez Elvia Barrios Alvarado la presidencia del Poder Judicial. Primeras mujeres en el cargo.

Eva asegura que el suyo será periodo de honestidad, legalidad y de gestionar para hacer realidad el anhelo de la Escuela convertida en universidad. “Estoy convencida de la necesaria participación consensuada, de atender y escuchar con respeto la voz del alumnado que debe participar en las propuestas y decisiones que nos permitan alcanzar rigurosa formación académica, enseñanza de calidad, elevando en los alumnos el nivel de conocimiento y dominio del oficio en la especialidad que decidan”, expone la directora.

En los talleres de Eduardo Cervantes y Miguel Nieri estudió pintura; en el Museo Saldías cursos de profesionalización. Su depurada técnica en el manejo del óleo y acuarela sirve a la gran sutileza de su pintura que explora el paisaje, bodegón, retrato, desnudo, en los que sella “el goce estético sobre la narrativa”. Muestras individuales y colectivas en y fuera del Perú han difundido su trabajo que el 2006 con su “Pelícano” recibió el Primer premio del concurso de Acuarela del Icpna. En el concurso Juan Lepiani Bicentenario del Ejército del Perú Republicano, con “El pueblo expulsando a los soldados realistas. Batalla de Higos Urco”, logró el tercer puesto. “Soy primera mujer en ganar el premio del Icpna, primera pintora peruana seleccionada por Art Renewall Center para sus exposiciones internacionales. Será porque mi nombre, es el de la primera mujer”. Dice con gracia Eva López, cuyo quehacer no sólo está en la docencia y la pintura. Es una de los fundadores del Sindicato de Docentes sud-ensbap 2012. Activa defensora de los derechos laborales de los docentes, estuvo con quienes pusieron empeño y trabajo para lograr, luego de proceso judicial, la reincorporación a la Escuela de los profesores separados en el 2016 con un despido fraudulento.

Eva, te deseamos éxito en la tarea. Estamos a la orden.