Nunca tuvimos un año como 2020. Empresas grandes y pequeñas, gobiernos nuevos y viejos, tuvieron que cambiar completamente lo que hacían y cómo lo hacían. La tecnología nos ayudó a manejar este drástico cambio. Según el Dr. Werner Vogels, vicepresidente y director de Tecnología de Amazon.com, 2021 va a ser una plataforma de lanzamiento para todo tipo de nuevos cambios, como los siguientes:

La nube estará en todas partes

A las capacidades de nube centralizadas en centros de datos les quedan los días contados. Habrá aplicaciones basadas en la nube que ayudarán a mejorar el rendimiento de barcos en alta mar, de aviones que atraviesan el cielo, de autos y hogares. El acceso a la computación y el almacenamiento en la nube, irá dejando centros de datos y alcanzando comunidades rurales, zonas silvestres e incluso a la órbita cercana a la Tierra. La nube estará en todas partes.

Machine learning

Hoy generamos más datos en una hora, de los que se crearon en el año 2000, se generarán más datos en los próximos tres años que en los últimos 30. En 2020, no hizo falta ser científico de datos para ver la creciente curva a medida que investigadores, científicos, compañías farmacéuticas, gobiernos e instituciones médicas volcaban todos sus recursos hacia el desarrollo de vacunas, tratamientos y otros medios para ayudar al mundo contra la pandemia.
Imágenes, vídeo y el audio valdrán más que millones de palabras

Debido al rápido crecimiento de la informática activada por voz y al aumento de las interfaces de usuario que permiten a los seres humanos comunicarse con las máquinas, y entre sí, de una manera mucho más natural, vendrá la “muerte del teclado”.

La tecnología transformará nuestro mundo físico como el digital.

En 2020 conocimos el distanciamiento social. A medida que nos aislábamos se presentó a todos la oportunidad de hacer un balance y repensar cómo viven, respiran y fluyen nuestras ciudades. Con la ayuda de analíticas avanzadas, 2021 será el año en que empezaremos a descubrir cómo diseñar mejor nuestras ciudades para poder cumplir con el distanciamiento social sin sentirnos tan lejanos. La planificación considerará cómo hacer que las comunidades sean más sanas y seguras, en lugar de densas y eficientes, será la verdadera convergencia de lo digital con lo físico.