La telemedicina ya es una realidad en nuestro país


La telemedicina ya es una realidad en nuestro país

Una de las herramientas que hoy en día está revolucionando la salud en el Perú es la telemedicina, que se encarga de la prestación de servicios médicos a distancia utilizando tecnologías y comunicaciones. Este recurso incluye diagnóstico, tratamiento y también educación médica, ampliando así su campo de acción.

En la actualidad, se han desarrollado diversos proyectos de telemedicina en nuestro país, que han beneficiado a distintos departamentos con acceso a los servicios de salud. Según Benjamín Castañeda, fundador de Medical Innovation & Technology, empresa peruana que desarrolla soluciones de telemedicina, la creación de productos y servicios en telemedicina ha permitido que peruanos de zonas urbanas y rurales puedan detectar enfermedades, prevenirlas y ahorrar tiempo y dinero en sus atenciones médicas.

Algunas de las iniciativas de telemedicina que se realizan hoy en día en el Perú son:

1.- Mensajes de texto para promover comportamientos saludables: el Plan Nacional de Cáncer “Esperanza” del Ministerio de Salud (Minsa) busca el desarrollo de la actividad física y la sana alimentación de los peruanos mediante el envío gratuito de mensajes de texto (SMS), con información a los celulares de las personas que se registren a través del portal del Minsa.

2.- Telecografía para zonas rurales: se trata de una solución para zonas rurales, que brinda la posibilidad de generar diagnósticos ecográficos a distancia, trabaja con bajo ancho de banda de internet y ayuda a pacientes a tener un informe médico preciso, en poco tiempo, sin trasladarse desde el establecimiento de salud de su comunidad. El sistema está diseñado para capacitar en pocos días al personal de salud de los centros médicos. Esta solución ha ayudado a más de 100 madres gestantes y ha sido implementado en Lima, Ica, Huancavelica, Cusco y Loreto.

3.- Integración de la salud mental en servicios de atención primaria: el proyecto Allillanchu se encarga de combinar la capacitación a trabajadores de centros de atención primaria en salud mental con el uso  de dos estrategias móviles. Una es un aplicativo que permite realizar una prueba breve y estandarizada de tamizaje de depresión y la otra es un sistema de envío de mensajes motivadores, para estimular que los pacientes busquen atención especializada.