Ciertos coronavirus que infectan a los animales pueden propagarse a los seres humanos para luego extenderse entre las personas, pero es casi improbable que suceda. La duda surge frente a lo que pasó con el virus que causó el brote actual del Covid-19, ya que probablemente el virus se originó en los murciélagos. Sin embargo, lo que ahora nos está matando se transmite de persona a persona y se llama “virus propagado solamente entre personas”.
Surge esta interrogante frente al incremento de contagios del virus en niños en nuestro país en un 70 %, según el Minsa, pero es menester recordar que desde el 28 de mayo el presidente Vizcarra permitió los paseos voluntarios a menores de edad bajo supervisión de adulto y durante 30 minutos. Pero, la medida no ha funcionado ya que frente a un rebrote e incremento infantil esta medida debería ser suprimida pues no se cumple por falta de manejo del gobierno y población.
Sin embargo, el Dr. Marco Almeri –cardiólogo– aseguró que los niños no deben tocar a los animales de otras personas porque pueden contagiarse, pero vemos que el virus que causa el Covid-19 se propaga principalmente de persona a persona a través de las gotitas respiratorias cuando alguien tose, estornuda o habla, según estudios recientes, la CDC- Centro para el Control y Prevención de Enfermedades-, las personas infectadas pero que no tienen síntomas también contribuyan a propagar el Covid-19.
Por el momento no existe evidencia de que los animales tengan un papel importante en la propagación del virus que causa el Covid-19. Con base en la información limitada disponible hasta la fecha, el riesgo de que los animales transmitan el Covid-19 a las personas se considera bajo. Se deben realizar más estudios para comprender si diferentes animales podrían resultar afectados por el Covid-19 y de qué manera, afirma la CDC, USDA –United States Departament of Agriculture–, funcionarios de salud pública y sanidad animal quienes están trabajando en algunos estados para llevar adelante una vigilancia activa del SARS-CoV-2 en mascotas, incluidos gatos, perros y otros mamíferos pequeños, que tuvieron contacto con una persona con Covid-19. A estos animales se les están realizando detección de infección por SARS-CoV-2, además de analizarlos para ver si desarrollan anticuerpos.
Este trabajo se está realizando para ayudar a comprender mejor cuán común puede ser la infección por SARS-CoV-2 en mascotas, además de no crear falsas alarmas o abandonos de mascotas respecto a la propagación del virus.
Investigaciones recientes muestran que los hurones o los gatos pueden ser infectados por el virus de manera experimental y pueden expandir la infección a otros animales de la misma especie. Estos resultados se basaron en una cantidad pequeña de animales y no indican si los animales pueden propagar la infección a las personas, solo entre la misma especie Se están realizando más estudios para comprender si diferentes animales pudieran resultar afectados por el Covid-19 y cuál sería la forma de propagación. ¡Los animales son nuestra familia!