La conmemoración por el día de la mujer esta cerca y ello nos obliga a pensar en lo que hemos avanzado. Lejos de pensar que el crecimiento de las economías no nos ha beneficiado, la evidencia demuestra que las mujeres nos podemos reinventar mil veces y estar listar para aprovechar las oportunidades.

Esta semana el foro virtual de Kaspersky “Mujeres Latinoamericanas en Tech: situación actual y desafíos futuros” me dio la razón, y me concentro en las cifras: más de la mitad (65%) de las mujeres latinoamericanas que trabajan en tecnología ha visto que, en lo que respecta a la igualdad de género, la cancha de juego se ha nivelado en sus organizaciones durante los últimos dos años, en comparación con sus contrapartes norteamericanas (57%) y europeas (50%).

¿Por qué se ha dado este resultado? El 67% de las mujeres latinoamericanas está de acuerdo en que sus habilidades y experiencia se consideraron más que su género al aspirar a su primer puesto en la industria. Es decir, a pesar de lo que muchas veces nosotras mismas nos decimos, nuestro cerebro es puesto en la misma balanza de los hombres, y es analizado nuestro talento como tal, en un espacio en el cual tradicionalmente se ha dicho que es espacio casi exclusivo de los hombres.

Claramente el avance revela un paso positivo hacia la inclusión en el sector, altamente competitivo como la ciberseguridad, el cual ha tenido un crecimiento importante durante el año pasado y exige altos estándares.

Si se quiere hacer de abogado del diablo, quizás se podría pensar que la muestra sobre la cual se aplicó la encuesta era pequeña o poco representantiva, sin embargo, Kaspersky informó que se aplicó sobre 13,000 hombres y mujeres que trabajan en TI.

Otro número importante que pude rescatar fue que más de dos tercios de las mujeres de la región (71%) se siente segura de que sus opiniones son respetadas desde el primer día de trabajo en el mercado de TI, algo que nos coloca lejos del mito que usualmente se escucha. Kaspersky revela además que sobre este punto las mejor posicionadas son las peruanas (89%), seguidas por las mexicanas (72%), brasileñas (71%), argentinas (67%), las colombianas (66%) y finalmente las chilenas (62%). Un logro que necesito aplaudir.

¿Es difícil ingresar a este mercado? Claramente lo es. Sin importar el género, como he venido diciendo a lo largo de la columna, solo ingresan los mejores. Pero dejando de lado dicha valla y asumiendo que se cubren los requisitos académicos y de experiencia, la mayoría de ellas también mencionó que, al aspirar a su primer puesto en la industria, sus habilidades y experiencias se consideraron más que su género. En este aspecto, las peruanas también llevan la delantera en este aspecto (88%), seguidas por las argentinas (72%), brasileñas (66%), mexicanas (65%), colombianas (58%) y chilenas (56%).

Este día de la mujer, es una buena oportunidad para exponer lo avanzado (con cifras) y seguir andando.

Cristina Luna-Directora Cuaderno Borrador