Lecturas y lectores, vamos al 2022

Lecturas y lectores, vamos al 2022

Esta es la tercera entrega de las consultas que realizamos a los y las intelectuales que leímos durante el 2021 con placer para que nos comparten sus tres lecturas favoritas del año que recién termina. Sus preferencias nos permiten entender de dónde surgen, también, sus historias.

Uno de los narradores más potentes, J. J. Maldonado, nos asegura que sus tres son tres autoras: El año del viento de Karina Pacheco. Quizá la novela más ambiciosa publicada este 2021 en Perú, la cual nos arrastra hacia la exploración de un pasado herido por la violencia terrorista; Isla decepción, de la escritora chilena Paulina Flores, de estructura muy cinematográfica, prosa ágil y, por ratos, llenas de tensión, confirma la osadía literaria de Flores, fanática de “One Piece” y anime que comparte mucho olor a mar con su novela. Finalmente, La vida de las marionetas de Fiorella Moreno, apuesta absoluta por el lenguaje y el ejercicio. La poeta y editora Karina Medina nos dirige a Album, de Fernando Huaroto, poemario entrañable dedicado a su familia, a su música favorita, en el que hace un lindo uso del lenguaje coloquial; la novela conceptual El evangelio según Tupac Amaru, de Rodolfo Ybarra; y Layqa, nativa de la oscuridad de Karuraqmi Puririnay, poemario que reinvidica la sentimiento del ande.

El autor de la novela Barranco city mon amou y columnista de opinión Pedro Casusol piensa en Su seguro servidor, de Cristhian Briceño, que confirma la presencia de un escritor diferente en nuestra tradición narrativa; también en El guerrero del arcoíris, de Guillermo Chirinos Cúneo, tal vez el rescate literario del año, estupendo complemento para entender la obra del poeta punteño; y, finalmente, Nueve vidas, de Leonardo Aguirre, lo nuevo del narrador peruano más divertido de las últimas décadas. Christian Reynoso, novelista y ensayista, nos comparte los tres libros que más le gustaron (no por ello los más importantes): El buscador de cabezas (2006), del mexicano Antonio Ortuño. Una novela de corte político que muy bien se puede adecuar a los tiempos que se viven en el Perú de hoy; también Eternidad de la Noche.

Cartas de César Moro a Emilio Adolfo Westphalen 1939-1955. (2021), impresionante registro epistolar del poeta César Moro a su mejor amigo, en el que se desnuda humana y líricamente en medio de las difíciles condiciones en que vive; y, La muerte de Virginia (2012) de Leonard Woolf, libro de memorias del esposo de Virginia Woolf. Juan Manuel Chávez, autor de necesarias novelas históricas, asegura la importancia de Diarios de Stefan Zweig, estos papeles, en traducción de la compatriota Teresa Ruiz Rosas, son el testimonio del siglo XX que engendró nuestro presente; Lo que estábamos buscando de Alessandro Baricco, maestro de la prosa breve, aquí hay 33 fragmentos de reflexión sobre la pandemia, que analiza como si fuera una criatura mítica; y Desertar de Ariana Harwicz y Mikaël Gómez Guthart, un diálogo de dos inteligencias atrevidas e incisivas, dos sensibilidades que siempre desean entenderse con el otro. La novelista Carolina Cisneros nos comparte el placer que le produjo leer este año Efigies del desierto de Ricardo Josadht, publicado por la editorial tarapotina Trazos; el poemario Inevitable catástrofe Naufragio nacional de Julio César Zavala; y el cuentario de Katya Adaui, Geografía de la Oscuridad. El escritor y periodista Juan Mauricio Muñoz resalta a Fiesta de Denisse Vega Farfán, poemas que celebran a Chimbote; también a Gauguin en la avenida Emancipación de Helio Ramos, crónicas que aproximan al pintor, pero también a Héctor Lavoe en el Callao y el encuentro entre García Márquez y Vargas Llosa en la UNI, entre otras historias; para finalizar, Mañana nunca llega de Tadeo Palacios, relatos impulsados por la pandemia, la explotación laboral, la miseria del ser humano y todos los involucrados en el #14N. Nuestra admirada Rosana López Cubas resalta a Obsesión, de Alina Gadea; Una muchacha bajo su paraguas de Carmen Ollé; Vida interna, autobiografía de Dora Mayer.

El escritor y crítico Francoise Villanueva nos recuerda el buen trabajo de Su seguro servidor de Cristhian Briceño, en el que hace gala de un poder fabuloso de imaginación mítica sobre situaciones límite entre sus personajes; El amor es un perro que ruge desde los abismos de J J Maldonado, novela de tinte posmoderno que despliega descripciones eróticas y, también, épicas; y Selección peruana (2015-2021) de Ricardo Sumalavia, una antología casi tradicional en la literatura peruana, que ofrece trabajos de nuevos escritores jóvenes y talentosos. Y la escritora Luisa Flores nos menciona El cuarto de los trebejos de Carmen Luz Bejarano, de quien considea que de hecho es un deber artístico difundirla por su exquisita poética narrativa; también nos señala una antología poética de Villa El Salvador, Ángeles de papel, la cual considera como una sentida huella sensorial; y agrega a La casa del exilio, de Miguel Almeyda.

El 2021 ha sido un año doloroso y difícil para todos y todas. El trabajo de los y las intelectuales, creativos, investigadores nos ha permitido sobrellevarlo, entenderlo y resistirlo. Que este 2022 nos encuentre vigorosos e ingeniosos, hermanos en letras y sueños.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.