Como sabemos, los derechos fundamentales son inherentes al individuo, teniendo evidentemente impacto en sus relaciones interpersonales, incluyendo el ámbito laboral; contando con plena protección a nivel constitucional.
Pero ¿qué sucede cuando esos derechos y libertades no se encuentran plenamente respetados? El Tribunal Constitucional (TC) analizó si se violentaba el derecho a la libertad religiosa de una trabajadora si su empleador establece la obligación de usar pantalón, en vez de una falda, como parte del uniforme laboral durante la prestación de servicios.
En el presente caso se analizó si la trabajadora debía asistir a su centro de trabajo vestida con la indumentaria de la empresa (pantalón) o si podía asistir en falda (conforme a sus convicciones religiosas). En esa línea, existía una prohibición expresa de la empresa demandada: “Está prohibido realizar las labores con indumentaria distinta a la otorgada por la empresa”.
Al respecto debe precisarse que el derecho fundamental de libertad religiosa se encuentra reconocido en nuestra Constitución, en el artículo 2, incisos 2 y 3, donde se consagra el derecho a la igualdad y a la no discriminación, y se reconoce la libertad religiosa en forma individual o asociada, así como su dimensión subjetiva, que incluye una dimensión interna y externa.
Lo anterior queda reafirmado teniendo en cuenta que el Estado peruano se autodefine como laico o ente radicalmente incompetente ante la fe y la práctica religiosa, no correspondiéndole ni coaccionar ni siquiera concurrir, como un sujeto más, con la fe religiosa de los ciudadanos.
Ahora bien, tal como se desprende de la propia jurisprudencia del Tribunal Constitucional, en ocasiones, resulta lógico que en el ámbito laboral se prevean “medidas razonables” que permitan salvaguardar la libertad de religión y culto de una persona y, velar porque ésta pueda cumplir con los deberes que tiene con respecto a su empresa (STC Nº 00895-2001-AA).
En atención a lo expuesto, la prohibición de utilizar falda para la realización de labores diarias estaría vulnerando el derecho a la libertad religiosa, pues el empleador estaría obligando a la trabajadora a realizar acciones que van en contra de la fe que profesa; es así que, en el STC N° 5258-2016-PA, el TC precisa lo siguiente:
• El derecho a la libertad religiosa supone la capacidad de toda persona para autodeterminarse de acuerdo con sus convicciones y creencias en el plano de la fe religiosa.
• La demandante pertenecía a una iglesia cristiana cuyo sistema de creencias establecería una prohibición en el uso de pantalones por parte de las mujeres.
• La empresa no acreditó razones que sustenten la razonabilidad y necesidad de la exigencia en el uso de pantalón por parte de sus trabajadores.
Finalmente, consideramos que, los empleadores podrían implementar ajustes razonables, que permitan un equilibrio, entre el cumplimiento de las normas internas de la empresa y el respeto a la libertad religiosa de sus trabajadores.

(*) Abogada Asociada Senior del área
Laboral de TYTL Abogados

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.