Lima ciudad cultural: Carta abierta al siguiente alcalde

Lima ciudad cultural: Carta abierta al siguiente alcalde

Estimado siguiente alcalde, haga de Lima una ciudad cultural.
Ya terminada la campaña, y tras el sinfín de imposibles jurídicos, económicos, estadísticos y logísticos prometidos, además de todos los compromisos de violación de derechos humanos que se han hecho, llega la hora de pensar, en verdad, qué se puede hacer por Lima.

Algo que debería abordarse desde una perspectiva de participación democrática, pues este es el eje central del sistema democrático y determina los niveles de desarrollo de la sociedad, que permite a los ciudadanos alcanzar sus metas y llevar una vida digna.

La participación se da en el aspecto económico, pues todos tenemos derecho a generar riqueza. Por su parte, la participación política es tal vez la más obvia, pues todos tenemos derecho a elegir y ser elegidos autoridades, así como a agruparnos en partidos y buscar intereses comunes.

Sin embargo, las cosas se confunden un poco cuando se habla de participación en la cultura, debido a que el concepto mismo de cultura es desconocido por la mayoría de ciudadanos y principalmente porque las condiciones actuales no contribuyen a que se entienda a la cultura como un medio de desarrollo, lo que significa que, mayoritariamente, nuestra sociedad no cree que se pueda vivir del arte y la cultura.

La repercusión de esta falacia, basada en prejuicios, es que frena el crecimiento de la participación en la cultura al limitar a sus actores, impidiéndoles encontrar mecanismos que viabilicen su subsistencia, lo que genera que muchos gestores culturales y artistas dejen de dedicarse al arte y la cultura luego de algunos intentos de poder vivir de su trabajo.

También limita las posibilidades de comunidades enteras e incluso de ciudades, como Lima.
Tenemos todos los componentes para ser una ciudad cultural, un centro de participación en la cultura que implique y genere desarrollo para todos los limeños. Nuestras playas, historia y patrimonio arqueológico, arquitectura, multiculturalidad, y, claro, la comida, que hacen de nuestra ciudad un pequeño Perú, son los insumos necesarios para dinamizar la cultura y convertirla en un verdadero eje de desarrollo, con diversos polos de desarrollo en todo su territorio.

Pero no confíe en el criterio burocrático paternalista que inunda nuestro sector público. Que las acciones para volver a Lima una ciudad cultural no desaparezcan con el llegar de otra gestión. Que el circuito de participación en la cultura no dependa del presupuesto municipal ni de la acción o inacción política, sino de todos aquellos quienes hacen y disfrutan del arte y la cultura.

Comprenda, por favor, que la cultura no es un adorno, sino la expresión creativa e intelectual de quienes somos y quienes fuimos, además de un medio de vida. Para que el circuito que genera la participación en la cultura funcione, se debe asegurar ciertos puntos: 1) que se produzca, 2) que haya acceso, 3) que haya disfrute gratuito, 4) fortalecer el mercado y 5) que exista amplia difusión.

No se puede seguir separando la cultura del turismo. Todo va de la mano. Asegurar que el circuito de la participación funcione implica dinamizar la economía a partir de los bienes y servicios culturales. Eso trae turismo, interno y externo, lo que da trabajo y mejora las condiciones de vida de todos.

Madrid nos ha enseñado que se puede vivir del turismo, igual que París y Nueva York. Cada uno con un enfoque distinto. Sin embargo, la movilización de turistas, nacionales y extranjeros, que van por temas culturales, como asistir a sus teatros, probar su cocina, visitar lugares icónicos del cine y la literatura, o conocer las distintas expresiones artísticas, las hace modelos a los que se puede aspirar a largo plazo.

Se puede sentar las bases en 4 años. Lima puede estar repleta de polos de desarrollo cultural que no se encuentren solo en Lima Centro, Barranco y Miraflores, sino en toda nuestra capital. Solo se necesita dejar de ver a la cultura con prejuicio, y asumir todo su potencial.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.