Lo que se necesita ahora

Lo que se necesita ahora

Un régimen de transición para reencauzar la democracia fallida que existe hoy en el Perú debería:

• Constituir un Gobierno con personas honestas y capaces, sin necesidad de negociar cupos, como desgraciadamente ha sido indispensable hacer con la nueva directiva del Congreso para evitar que caiga en manos de la pandilla delincuencial que ocupa el Ejecutivo. Sin duda, hay gente honesta y capaz, dispuesta a asumir cargos de responsabilidad en el Estado.

• Echar de inmediato a los cientos o miles de funcionarios nombrados por el ilegal e ilegítimo gobierno instalado el 28 de julio de 2021. Casi en su totalidad son incapaces, ineptos y corruptos, y muchos de ellos vinculados a Movadef/Sendero Luminoso o a los herederos del MRTA.

• Derogar normas como el reconocimiento de la Fenate, la de los sindicatos, la de tercerización, la que arma a las rondas campesinas, etc.

• Reorganizar el Jurado Nacional de Elecciones y los organismos electorales para garantizar elecciones limpias de gobernadores y alcaldes, y las elecciones generales. Es imposible que eso suceda con las actuales autoridades electorales.

• Cambiar algunas de las absurdas normas impuestas por los caviares y sus aliados como la no reelección de congresistas, gobernadores y alcaldes; la alternancia de hombres y mujeres en las listas de congresistas y presidenciales.

• Limpiar el sistema de justicia, empezando por la Junta Nacional de Justicia, instalada por la coalición vizcarrista.

• Procesar a los delincuentes que han saqueado el Estado y que hoy se pasean libres por las calles, haciendo incluso campaña política para seguir medrando. Eso implica agilizar las investigaciones abiertas que están demoradas o paralizadas por influencias políticas indebidas.

• Restaurar el orden en la minería acosada y constantemente paralizada.

• Es indispensable generar la confianza necesaria para incentivar la inversión privada y una gestión eficiente para la inversión pública. La falta de empleo e ingresos son los principales problemas de los peruanos.

• En el más breve plazo posible, realizar las elecciones municipales y regionales, y luego las generales para entregar el gobierno a quien el pueblo elija.

Todo esto es posible hacerlo. Se requiere valor y decisión para asumir los riesgos. Sin duda, la inmensa mayoría de la población respaldaría un gobierno con esas características. Los perjudicados, comunistas, delincuentes y caviares chillarían y amenazarían. Son vengativos -sobre todo, cuando pierden sus prebendas- y tienen poder y relaciones internacionales.

Por eso, hay que tener claridad sobre los objetivos y distinguir entre amigos y adversarios. No es tan sencillo como parece. Por eso ellos han podido ganar influencia, copar instituciones y medrar en muchos gobiernos.

¿Es posible constituir un Gobierno con esas características? Sí, por supuesto. Pero cada día que pasa es más difícil. Quienes creen que la gavilla en el poder está a punto de caer se equivocan. (Ver “Una derrota más”, El Reporte, 31/7/22). Quienes piensan que solo es cuestión de tiempo, también yerran. Están avanzando. El tiempo corre a su favor.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.