Una de las instituciones de servicio público más prestigiadas y estimadas en el país son los bomberos, que están en el Perú desde hace 160 años.

La primera Compañía de Bomberos fue la Unión Chalaca N°1 fundada el 5 de diciembre de 1860 por una iniciativa particular de vecinos notables del Callao, gracias al entusiasmo y apoyo de empresarios y comerciantes chalacos.
Después de este inicio, vinieron las promovidas por los emigrantes de Italia y Francia, los italianos impulsaron la Roma N°2 y los franceses la Francia N°3 y, poco a poco, se fueron creando una serie de compañías en forma independiente, hasta que el año 1953 se unieron todos y formaron el “Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú” que fue reconocido por el Estado.

Actualmente hay 245 compañías distribuidas en Lima y provincias, y alrededor de 15 mil bomberos que nos dan un servicio desinteresado y extraordinario en todo el país, y han venido comandados por su Comandante General Larry Lynch S.

Su presupuesto está asignado por el Estado y asciende a los 90 millones de soles, incluyendo los gastos que demanda su administración, la misma que inicialmente era manejada por un equipo especializado de bomberos, pero ahora se realiza a través de la Intendencia Nacional de Bomberos del Perú adscrita al Ministerio del Interior de acuerdo al Decreto Legislativo 1260 firmado por el Presidente PPK y su ministro Basombrío; este presupuesto es utilizado para su operatividad, adquisición de equipos y mantenimiento, y los gastos generales que demandan sus unidades operativas, entre otros.

Las numerosas acciones que realizan prioritariamente los bomberos en apoyo a la ciudadanía, propiedades públicas y privadas del país, llegan al año a más de 60 mil acciones, entre ellas 24 mil atenciones médicas, 12 mil incendios (alrededor de 33 por día), 10,000 fugas de gas licuado, 9,000 accidentes vehiculares y 3,000 rescates. En todas ellas exponen sus vidas, tal como ocurrió en los incendios de El Agustino, Plumereros y otros en que murieron bomberos. Lamentablemente por la covid fallecieron 35 bomberos.

Sus carencias son muchas, especialmente de equipos especiales de protección, según la variedad de incendios, incluyendo los forestales; el de oxígeno al ingresar a un incendio, renovación del parque automotor, implementación de sus instalaciones, entre otras, y en especial las compañías de provincias.

Esta semana se formalizó la creación del Patronato de apoyo a los bomberos, con el compromiso inicial de cerca de 30 ciudadanos y grupos empresariales, sumándose a todas las entidades que colaboran con esta extraordinaria institución, para que reciban el merecido y necesario apoyo para lograr que cada día sea más eficiente.

Con el fin de priorizar y lograr una mejor operatividad, la Institución y el Patronato estarían coordinando con la consultora especializada McKinsey, un estudio que permita implementar mejoras en el especial servicio que los

Bomberos brindan a nivel nacional, complementándose con especializados programas de capacitación, motivación e incentivos.

Finalmente, los Bomberos están llegando al Bicentenario con amplia aprobación, y como siempre sin desmayar su espíritu de apoyo y superación.