Luego de casi un año y medio sumergidos en el mayor plazo de incertidumbre empresarial del milenio, empezamos a notar cómo todas las fichas empiezan a reacomodarse.
Es claro que la pandemia nos ha dejado cambios irreversibles en la manera de hacer negocios, el crecimiento del mundo virtual ha sido exponencial, la renta de oficinas dejó de ser el negocio que crecía a pasos galopantes, la venta de alcohol desinfectante y demás implementos de salud ha creado nuevos millonarios, los cines siguen siendo un grato recuerdo, los restaurantes y bares siguen en la lucha diaria para subsistir y así otros varios ejemplos que podríamos seguir mencionando. El escenario político definitivamente ha sido otro factor de cambios, empezando por la fluctuación del dólar, la migración de capitales extranjeros (algunos varios) a otros países de la región donde han encontrado un mejor panorama, etc. Todo esto nos lleva a una inevitable situación de crisis, pero debemos saber que en toda crisis se generan nuevas oportunidades, es allí donde debemos enfocarnos.
Después de analizar cómo venimos reacomodándonos en estas semanas, les quiero compartir algunos nuevos nichos de desarrollo empresarial que he podido identificar:
1. Cadena de valor de sectores básicos: Los sectores menos afectados en este periodo han sido el de abastecimiento de abarrotes y alimentos primarios y salud; esto hace que se abran alternativas de servicios y productos en toda la cadena de valor (empaques, traslados, presentación, productos innovadores, etc). 2. Desarrollo de tiendas virtuales: Si bien el crecimiento del sector digital ha sido enorme, seguimos con un gran sector de la población que vive a espaldas de esta realidad; esto genera grandes oportunidades negocios a quienes desarrollen este mercado para ellos.
3. Dark kitchen: Las medidas de seguridad, el distanciamiento social y la extensa cuarentena, dispararon por los cielos los consumos por delivery. Esto genera una gran oportunidad para quienes tengan un espacio de cocina y no de salón para atención presencial de comensales. El poner un restaurante con sólo venta por delivery está siendo un canal de negocio muy importante en estos días. 4. Turismo recreativo y económico: La extensiva cuarentena ha generado una necesidad importante de salir de la ciudad pero con los debidos cuidados y a un precio accesible. Esto genera una serie de oportunidades de negocio, desde la planificación y venta de los servicios de turismo, hasta la toma de fotos o videos profesionales en cada destino, es cuestión de entender cómo agregarle valor a dicha experiencia para el usuario.
Veamos siempre cómo seguir creciendo, y estemos atentos a las oportunidades que se irán presentando a nuestro alrededor. Éxitos y una excelente semana para todos.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.