Desgraciadamente en la actualidad continúa habiendo un desconocimiento sobre las necesidades de los équidos, y también sobre la situación de malos tratos que sufren en muchos casos. Los caballos son seres sintientes, son capaces de desarrollar sentimientos muy profundos y de tener una compenetración plena con el ser humano. Son animales inteligentes, expresivos, sensibles y muy sociables, que además son verdaderos animales de compañía. Por tanto, no hay que considerar nunca que el caballo es un esclavo, sino todo lo contrario, para el dueño o el jinete el caballo es su compañero, y la relación que debe haber entre ambos debe ser siempre de respeto mutuo.

De acuerdo al fallo del año 2020, el uso de estos animales por parte de la Policía Nacional del Perú vulnera la Ley de Protección Animal. La Primera Sala Constitucional Civil de Lima declaró fundada en parte una demanda interpuesta contra el uso de caballos para el control de protestas y movilizaciones por parte de la Policía Nacional del Perú. La sentencia sostiene que el uso de estos animales en dichas circunstancias “vulnera el derecho constitucional a la preservación de un ambiente sano y equilibrado” y también las disposiciones de la Ley de Protección y Bienestar Animal (Ley N°30407). El caso de Lamar en el 2012, durante las protestas por el desalojo de La Parada (La Victoria), esta yegua fue atacada a pedradas por un grupo de manifestantes junto al policía que la cabalgaba. La agresión le provocó una severa fractura en una de sus patas. Días después fue sacrificada. La sentencia expresa que “debe tenerse en cuenta que la sensibilidad auditiva de estos animales ante ruidos es mayor a la de cualquier ser humano, lo que le ocasiona nerviosismo con respuestas conductuales y angustia”.

Luego de aplicar un test de necesidad, la Sala fundamenta que la División de Servicios Especiales de la PNP “tiene y puede utilizar en el control de multitudes bajo amplio rosario de vehículos policiales y la moderna tecnología que se encuentra a su disposición”.

Foto: Giancarlo Tejeda/Expreso

Foto: Giancarlo Tejeda/Expreso.