Los sofismas del discurso presidencial

Los sofismas del discurso presidencial

Lleno de argumentos falsos presentados como verdaderos, esto es de sofismas, el discurso presidencial nos ha querido situar en una realidad paralela, en el mundo virtual que la dictadura mundial, que lo instrumentaliza, nos ha creado a través de sus organizaciones y los medios de prensa que se levantan en contra de toda voz que pretenda revelar la verdad de la tragedia que estamos viviendo en medio de una guerra mundial bacteriológica, y que nuestro gobierno coludido con el enemigo nos dispara medidas genocidas y nos prohíbe tomar medicinas que curan.

El anuncio presidencial del gasto de millones en la “vacuna salvadora” suena terrible para los que sabemos la verdad de la pandemia fabricada con el concierto de la OMS, y que su promotor Bill Gates, viene esterilizando, enfermando y matando niños y adultos sanos con sus vacunas, acumulando denuncias por genocidio al igual que Tedros Adhanom, Director de la OMS, quien no es médico, pero ha resultado funcional para este ensamblaje genocida.

¿Teoría de la conspiración? Gates ha patentado en el 2015 el virus Covid-19 que está matando seres humanos, luego de financiar la “investigación” para mutar el simple coronavirus en este engendro mortal.

Vizcarra, confiado en que gran parte de la población está encerrada en su casa esperando la vacuna para recuperar su vida normal, ha anunciado la vacuna de Gates que entregará la OMS, desestimando que hay otra gran parte de la población informada de la verdad y que está dispuesta a dar la batalla por su vida y por su familia.

Acaba de publicar el plan de educación al 2036 sin el más mínimo respeto por los próximos gobiernos y el derecho de los niños y de sus padres a la libre educación, porque está cumpliendo con el plan de dominación; sus anuncios de obras y recuperación económica, luego de quebrar al país por instrucción de la élite globalista, son tan increíbles como su anuncio de la construcción de 100 hospitales para el 2019.

La universalización del SIS tiene por fin oculto obligar a toda la población a ponerse un chip para acceder a atención hospitalaria, el Comando Vacuna asegurará la vacunación “obligatoria”, vulnerando derechos humanos a la libertad individual y a la libertad médica.

Una gran batalla de Costa, Sierra y Selva se gesta en defensa de la libertad y la integridad de nuestra nación.