Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:

Aberración: Las leyes sin presupuesto

  • Fecha lunes 4 de junio del 2018
  • Fecha 8:54 am

La lamentable muerte de la joven Eyvi Ágreda Marchena –a manos de un animal cuyos genes perversos jamás los subsanará condena carcelaria alguna– ha conmovido al país. Un caso más de violencia en nuestras calles. Más precisamente, al interior de un bus de pasajeros de servicio público. Una muerte cruel perpetrada por una bestia humana que fríamente confesó esto ante la Fiscalía: “No quise matarla prendiéndole fuego; mi intención fue quemarle la cara para desfigurársela porque no me hacía caso”. La muerte de Eyvi Ágreda no solo causó estupor, indignación y rechazo ante la sociedad sino que, además, las circunstancias del crimen atizaron el miedo ciudadano a que casos tan atroces se repitan por la inseguridad que campea en nuestras calles.

Como corolario, ayer el Gobierno informó que adoptará medidas para evitar que se repitan hechos similares. Ofreció establecer “una comisión de emergencia para implementar políticas que brinden protección, prevención y atención en los casos de violencia hacia las mujeres.” En concreto la intención del oficialismo apunta a que las comisarías atiendan denuncias de las mujeres las 24 horas “y apliquen medidas de protección en salvaguarda de la vida e integridad” de ellas. Sin desmedro del hecho, la verdad es que la sociedad entera exige políticas públicas que protejan a la población –tanto a mujeres como a hombres– de la implacable violencia callejera que soportan quienes viven en nuestras ciudades. De modo que haría bien el régimen Vizcarra en extender esta iniciativa, hecha pública ayer, a todos los ciudadanos. Y no centralizarla solo en las mujeres. La vida de una dama no vale más que la de un varón. Ambos son seres humanos que merecen exactamente el mismo trato por parte del Estado.

Por otra parte la propuesta del Gobierno generó la inmediata reacción del Ministerio Público. En efecto, comenta Pablo Sánchez, fiscal de la Nación, el Comunicado emitido por palacio de Gobierno “precisa que el Ejecutivo ha solicitado al Congreso facultades para legislar en materia de lucha contra la violencia de las mujeres.” No obstante, dice a continuación, “no toma en cuenta que ya existe una norma –la 30364– que considera esos mismos aspectos. El problema, según el fiscal, es que esta ley es inviable porque sencillamente nació sin presupuesto”.

En realidad, en el Perú se ha legislado sobre todo lo que pueda imaginarse. El caso es que: 1) o bien las leyes están pésimamente mal hechas, plagadas de brechas y de omisiones de las que se aprovechan los criminales, y/o conllevan condenas ridículas que no atemorizan a los potenciales delincuentes; o 2) las leyes tienen un carácter meramente enunciativo, porque la carencia de presupuesto para cada norma impide que sean implementadas. En consecuencia la discreta llamada de atención del fiscal de la Nación al presidente de la República –quien entusiastamente anunció vía Twitt la iniciativa señalada– tiene importancia capital. Porque precisamente pone el dedo en la llaga al denunciar que hay leyes –¿quizá la mayoría?– que no pueden ser puestas en práctica por falta de recursos. ¿Cómo solucionar tamaña aberración?

ico-columnistas

Más artículos relacionados

Top
Transmitirán el eclipse lunar más largo del siglo XXI

Transmitirán el eclipse lunar más largo del siglo XXI