Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:





¡Acá no hay justicia!

Tres casos que comprueban el título de esta columna:

PARA MIS AMIGOS TODO…

Cualquier abogado peruano con medianos conocimientos del Derecho muy fácilmente podrá defender a su cliente ante los tribunales supranacionales y ganar su causa, tan solo alegando la escandalosa falta de rigor que existe en los estamentos encargados de impartir Justicia en este país. Nos referimos a la manera groseramente impúdica como se comportan, tanto el Ministerio Público como el Poder Judicial, haciendo tabla rasa de todas las normas que les convengan cuando se trata de acusar a quienes no están del lado del poder de turno. Y contrario sensu, las aplican con severidad cuando necesitan defender a quienes comulgan con papá gobierno. Acá no existen sanciones cuando algún fiscalillo filtra informaciones reservadas provenientes de testimonios de “colaboradores eficaces”, documentos que supuestamente se encuentran archivados en “carpetas confidenciales” bajo custodia de la Fiscalía de la Nación. En el Perú, a diario aparecen testimoniales, documentos, declaraciones de colaboradores eficaces, etc., con carácter absolutamente secreto, a los cuales sólo tiene acceso la Fiscalía. Y si estos sirvieran para perjudicar a los progresistas –como ocurriera con el vocal San Martín– pues entonces la “justicia peruana” prestará oídos sordos. ¡Y allí acabó! Pero si fueran valiosos para sacar de la cárcel a algún centrista –como Keiko–, entonces no solamente quedarán invalidados sino que serán delito agravante para el encausado.

TOLEDO BIEN PROTEGIDO

Al margen de las sempiternas anécdotas sobre el corrupto de Cabana y su esposa, durante la audiencia del viernes pasado ocurrió un hecho gravísimo que no ha sido comentado en el país. El abogado de Toledo, Joseph P. Russoniello, sostuvo que la justicia peruana intentó corromper el sistema norteamericano, pues el trámite en curso requiere que en el Perú exista acusación fiscal contra Toledo. Sin embargo “solo hay una investigación no elevada a nivel de cargos bajo la ley del Perú (…). Es únicamente una investigación, no un caso en la corte“, acotó. Esto lo escuchó el caradura fiscal Vela Barba, presente en la audiencia como simple curioso. ¡Nadie sabe por qué, ni si viajó con dinero público! Finalmente el juez Thomas S. Hixson evaluó los argumentos de ambas partes, y decidió que Alejandro Toledo debía quedar detenido hasta que la extradición sea definida. En síntesis, han transcurrido cinco años y la Fiscalía de la Nación del Perú ha sido incapaz de formalizar acusación contra Toledo. Un escándalo monumental que grafica la falta de Justicia en el Perú.

PERSIGUIENDO A LOS OPOSITORES

El domingo apareció en la prensa vendida el testimonio de un “nuevo colaborador eficaz” de la fiscalía, denunciando que Keiko “se habría reunido en 2018 con el exjuez César Hinostroza.” La nota tiene como finalidad exclusiva evitar que, tanto el TC como la Suprema, se pronuncien a favor de Keiko en dos audiencias que están previstas para esta semana. El testimonio del “nuevo colaborador eficaz” contra Keiko lo filtró claramente la Fiscalía. Prueba plena de la corrupción institucionalizada en el Ministerio Público, y de la falta de rigor en el ordenamiento jurídico peruano.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Exasesor de Aráoz: “Es la primera vez que un presidente me usa para una venganza política”

Exasesor de Aráoz: “Es la primera vez que un presidente me usa para una venganza política”