Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:





Anarquía en el Ministerio Público

La noticia procedente de Ecuador desbarató la estrategia de los fiscales Rafael Vela Barba y Domingo Pérez. El portal La Posta confirmó que Odebrecht había sobornado a nuestras autoridades en la ejecución del multimillonario proyecto Gasoducto del Sur. Este hecho había sido negado una y mil veces por los fiscales Vela Barba y Pérez, con lo cual consiguieron sellar su infamante pacto con Odebrecht circunscribiéndolo a solo  cuatro de una veintena de obras, entre las cuales faltaban Gasoducto del Sur, Línea 1 del Metro, Irrigaciones de Olmos y Chavimochic, Hidroeléctrica Chaglla. etc. No hay pues excusas. Los fiscales Vela Barba y Pérez claudicaron ante Odebrecht. Llámesele incompetencia, falta de valor, interés doloso o como quiera definírsele, es indefendible la función de ambos empleados estatales.

Recordemos. En forma cuestionablemente autónoma, Rafael Vela y Domingo Pérez se arrogaron la representación de 31 millones de peruanos para suscribir un trato vil con la transnacional más corruptora de nuestra historia. Ambos fiscales, de rango inferior, no solo exoneraron a la empresa Odebrecht sino a sus propietarios y principales ejecutivos de ser procesados y condenados por la Justicia peruana. Además de ello, los eximieron de pagarle a nuestro Estado algunos miles de millones de dólares por concepto de indemnizaciones, con cargo a aquellas multimillonarias apropiaciones de dinero que se repartieran a través del vicioso artificio del sobrecosto –vía adendas en los contratos–, así como al hecho de haber sobornado a jefes de Estado y burócratas de todo calibre para consagrar su talante cleptocrático, dinamitando así todo rastro de moralidad en la cúpula de nuestras esferas políticas.

Pero Vela Barba y Pérez no se quedaron satisfechos con dejar en irrestricta libertad a Odebrecht, Barata y diversos directivos de esta maquinaria corrompedora, además de eximirlos de pagar la justa indemnización que debieron exigirles para resarcir el daño moral causado. No, señor. Fuera de tamaña traición, Vela Barba y Pérez convirtieron a la Fiscalía de la Nación del Perú en una auténtica jauría de mastines defensores del alevoso, secreto y además indigno pacto con Odebrecht, arremetiendo contra todo aquel que siquiera lo cuestionase. Parte de la labor de zapa de estos dos fiscales de menor rango –que favorecieron a una empresa extranjera que le ha robado miles de millones de dólares a los peruanos y volado en pedazos la moral en nuestro Estado– estuvo dirigida a defenestrar al entonces fiscal de la Nación Pedro Chávarry.

Para conseguirlo, contaron con el apoyo incondicional de la mayoría de fiscales supremos. En particular, del ex fiscal de la Nación Pedro Sánchez y su actual homóloga Zoraida Ávalos. Aunque sin duda también con el respaldo del propio presidente Vizcarra, quien interrumpiera su visita de Estado a Brasil volviendo despavorido a Lima porque –según alegó– el fiscal de la Nación Chávarry se había puesto del lado de la corrupción por haber licenciado a los fiscales Vela y Pérez. Es decir, precisamente los autores del legicidio reflejado en el pacto traidor que ambos han firmado con Odebrecht.

Ante semejante anarquía, ¿quién pone orden en el Ministerio Público?





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Domingo Pérez suma otro fracaso: no pudo encarcelar a PPK

Domingo Pérez suma otro fracaso: no pudo encarcelar a PPK