Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:






Así funciona el Poder Judicial

El todavía omnipotente juez de la Corte Suprema César San Martín solo “lamenta” el uso de “palabras inadecuadas” en la hoy famosa, amigable conversación que sostuvo con su “hermano” Walter Ríos, el ex vocal Superior chalaco preso en Piedras Gordas. Por fortuna, gracias a la campaña de la prensa ajena a la concentración mediática y a la mafia de los caviares –que se habían propuesto publicar exclusivamente los audios y videos que comprometieran a personas ajenas a la mafia rosada- ella fue difundida esta semana por el portal Manifiesto.

Es más, ahora se victimiza San Martín alegando que lo único que hizo fue llamar al vocal Ríos para que pidiera a un juez de su corte –el que llevaba el proceso en el cual estaba involucrado el todavía vocal Supremo San Martín- que “apure” el trámite. “Cualquier ciudadano tiene derecho a hablar con el juez si ve que su causa tiene retraso”, alega tan campante San Martín. Por favor, juez San Martín, no siga burlándose de los peruanos. Usted sabe perfectamente que esto no es verdad. De modo que no salga con tonterías para zafarse ladinamente del embrollo en el cual está usted metido.

Porque además usted, juez San Martín, ha lanzado un comunicado utilizando el portal del Poder Judicial siendo lo suyo un asunto estrictamente personal. En el comunicado  desarrolla únicamente lo que registra la llamada que le interceptaron. ¿Intenta acaso engañar a la ciudadanía alegando que solo pidió celeridad al vocal Ríos –en rigor le ordenó pre-sio-nar al juez para que “salga bien la cojudez”- cuando ayer se supo que el proceso iniciado por su familia es el juicio que ostenta el récord de haber sido el más breve de la historia de nuestras cortes? Precisemos detalles. La demanda la presentan el martes 2 de mayo 2017.

Se admite al día siguiente. Ese mismo 3 de mayo 2017 el juez notifica a las partes. Y cuatro días después -el domingo 7 de mayo (obviamente imposible, porque la Judicatura descansa los domingos)- se hace efectivo el apercibimiento de la causa. El 13 de junio 2017 se da por contestada la demanda. Aquí no quedan las sospechas. El 4 de julio se produce la audiencia, y solo 17 días después (13 días hábiles) falla el juez. ¿Acaso cualquier mortal tiene la suerte de que su juicio dure apenas dos meses y medio? Por favor.

Esto hace evidente que el aún juez Supremo César San Martín probablemente debe haber pre-sio-na-do en todas las instancias para conseguir lo que finalmente obtuvo llamando al vocal Superior –y hoy reo- Walter Ríos. A propósito, amable lector, ¿no cree usted que Walter Ríos, a quien San Martín llama “hermano”, accedió instantáneamente a aquella exigencia del vocal Supremo alucinando que algún día necesitaría de su “ayuda”, para lo cual bastaría llamarlo para transmitirle algo tan sencillo como esto: “¿Te acuerdas “hermanito” del juicio de tu familia que me pediste que presionara al juez para que saliera rapidito la cojudez?” Así funciona todavía la Justicia en el Perú. ¿Hasta cuándo?






ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
La gran estafa de la Refinería de Talara

La gran estafa de la Refinería de Talara