Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:






Comparando la lucha anticorrupción en Perú y Brasil

Considerando los criterios anticorrupción de los que tanto se ufana el presidente Vizcarra, comparemos lo que ocurre acá, con lo que sucede en Brasil. Para empezar, uno de los hombres más ricos y poderosos del vecino país estuvo preso varios años, hasta que decidió confesar la verdad. Toda la verdad. A cambio de que le redujeran la pena. Marcelo Odebrecht purgó carcelería. Y luego de transar con la justicia, salió de la cárcel. Pero continuó pagando sus delitos como reo con prisión domiciliaria. Condición que todavía sigue consumando. Lo mismo ha ocurrido con muchos otros magnates brasileños –como los propietarios de OAS, Camargo Correa, Andrade Gutierrez, etc.–, muchos de los cuales siguen encerrados en prisión. Esto en tanto y en cuanto a los megaempresarios se refiere. Pero de otro lado el presidente más poderoso y más famoso que ha tenido Brasil –Luiz Inácio Lula da Silva– fue condenado a doce años de prisión, pena que sigue cumpliendo. No obstante, la semana pasada la Justicia brasileña lo ha vuelto a condenar por otros delitos –todos relacionados con la corrupción– a cumplir carcelería por doce años más de reclusión. Y aparte, a pagar millonarias indemnizaciones al Estado. Todo esto además de incorporar a más de un centenar de exministros y funcionarios del más alto nivel –estatales y privados–, etc., quienes han sido ejemplarmente castigados con la pérdida de su libertad y el pago de altísimas indemnizaciones a su país.

Según el cable, Luiz Inácio Lula da Silva ha sido condenado ahora por recibir sobornos de empresas constructoras –incluida Odebrecht– para su partido, y beneficiarse de las obras de reformas que estas compañías hicieron en la finca Atibaia, al interior de São Paulo. Lula frecuentaba la propiedad que su dueño, un empresario amigo de su familia, le cedió en 2010. La primera condena fue por unos hechos similares, aunque en un departamento de playa ubicado en Guarujá (también en São Paulo). Junto al expresidente de Brasil,  en tal caso la gente de Atibaia fue condenada con otras 11 personas, incluidos los máximos responsables de la constructora Odebrecht. Los implicados estaban acusados de garantizar a las constructoras contratos con la petrolera estatal Petrobras por valor de 85 millones de reales (20 millones de euros, 23 millones de dólares) a cambio de sobornos y de las mencionadas reformas.

Ahora mirémonos al ombligo. Sucede que tras dos años completos dizque de persecución y castigo a la corrupción por parte del régimen Kuczynski-Vizcarra, acá únicamente están presos una exvoleibolista y un empleado ministerial de tercer rango. Los tres expresidentes con imputaciones corroboradas por testigos –Toledo, Humala y Kuczynski–, aparte de la ex alcaldesa limeña Susana Villarán y el rosario de propietarios de empresas constructoras consorciadas con Odebrecht– permanecen libres y gozando de una mano protectora al más alto nivel del poder peruano.

Esto, que en cualquier coyuntura pareciera broma, acá es la corroboración más directa de que en el Perú se aproxima una ola de impunidad que protege a los grandes tagarotes implicados en el affaire Lava-Jato.

Luis García Miró 

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.






ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
“Perú no está preparado para un fenómeno como El Niño 2017”

“Perú no está preparado para un fenómeno como El Niño 2017”