Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:





Congresistas: restituyan la ley Mulder

El caballito de batalla antiaprista y antifujimorista –que reverbera entre esa prensa vil vendida al régimen– lo conduce el clan palaciego de los rojos marxistas. Esta gente apela a las artes pérfidas y totalitarias que utilizaban sus maestros soviéticos para dinamitar a sus adversarios, a quienes denigran en forma letal con la expectativa de capturar simpatías populares. Activo que los progre socialistas jamás han logrado capitalizar, fracasando estrepitosamente como opción sociopolítica en los bolsones populares del Perú. Los progre marxistas, también llamados caviares, cívicos o políticamente correctos, vienen reinando en el Perú gracias a esa prensa canallesca entregada al gobernante de turno, como último recurso para subsistir. Prensa estrangulada por su incesante pérdida de lectoría y audiencia a resultas del cambio de paradigma –a nivel mundial– en el insumo noticioso al cual apelan las nuevas generaciones. Hoy la mayoría de pobladores del planeta se entera gratuitamente de todo lo que ocurre en el mundo a través de los portales informativos de los medios escritos, radiales y televisivos que proveen su servicio noticioso sin costo alguno para los usuarios. En consecuencia, los medios –en particular los peruanos, que intentan tardíamente adecuarse al avance en el orbe– han perdido los ingresos que antes percibían por la venta de sus ejemplares y/o por el avisaje que captaban por su lectoría, radio audiencia y/o televidencia. Por tanto la solución que han encontrado para cuadrar sus balances –y evitar el crac económico– ha sido extorsionar a los gobernantes pusilánimes –como Toledo, Humala, Kuczynski o Vizcarra– al extremo de colocarlos contra las cuerdas apelando a aquella mafia del cartel de encuestadoras que mantienen a sueldo, al efecto de hacer que los representantes del gobierno suban y/o bajen en las preferencias populares, según convenga a sus intereses. No solo a nivel de presidentes, sino de ministros y legisladores que ocupen puestos clave en el oficialismo, Los acosan hasta lograr que estos –por lo general una partida de ineptos, desesperados por figurar con algo de apoyo popular– decidan subvencionar al “periodismo” que los extorsiona proveyéndole de fondos públicos disfrazados de publicidad oficial. Una jugarreta que le cuesta a los peruanos alrededor de US$ 500 millones cada año, trasegados perversamente a los bolsillos de los dueños de esos medios de comunicación al amparo de contratos de avisaje suscritos por una parafernalia de dependencias públicas. Tal como hacía a lo bestia Montesinos entregándoles bolsas con billetes, a diferencia que ahora la corrupción se factura como publicidad.

De modo que atravesamos por una coyuntura muy seria, donde los ciudadanos –-enfadados por la ineptitud de las autoridades– perciben tendenciosamente a través de los medios que sus pares apoyan al régimen de turno. Esta es la misión desinformativa adoptada por los periódicos, radios y televisoras que se venden su línea editorial al Gobierno, a cambio de la corruptela publicitaria.

Insistimos. El Parlamento tiene la llave para acabar con esta podredumbre que no solo esquilma al contribuyente sino, fundamentalmente, engaña a la sociedad entera haciéndole suponer que el régimen de turno goza de popularidad. ¡Restituyan la ley Mulder!





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
José y Hernando Graña se acogen a colaboración y Pérez desiste de prisión preventiva

José y Hernando Graña se acogen a colaboración y Pérez desiste de prisión preventiva