Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:






Doce años de gobernantes fantoche

La reelección es el método perverso más usado por el socialismo contemporáneo para aferrarse al poder. Aduce para ello personificar el sistema democrático del voto popular. Claro que es un voto maniobrado desde las alturas del poder, dándole prebenda a quien demuestre su apoyo al régimen y procesando judicialmente a quienes no lo hagan. Es el caso emblemático del llamado “socialismo del tercer milenio” empleado por el impresentable Chávez, su faldero Maduro, y sus esbirros Evo Morales, Rafael Correa, Daniel Ortega y los Kirchner. En el Perú pretendió hacer lo mismo Nadine de Humala. Pero por fortuna las fuerzas democráticas –no de izquierda– y el periodismo –no faldero del gobernante de turno, como ocurre ahora– arremetieron contra semejante  patraña. Y consiguieron desbaratar aquellos conatos reeleccionistas del nacionalismo, hijo putativo del chavismo, al que Humala luego traicionó a cambio de la bendición de sus padrinos Mario Vargas Llosa y Alejandro Toledo, quienes le permitieron blanquear decenas de millones de dólares del impresentable y de la corruptora Odebrecht. Igual de evidente fue que tras las candidaturas de Toledo en 2001 y Kuczynski en 2016 se había agazapado la progresía marxista, encumbrada en el Perú gracias al dinero de grandes fundaciones foráneas ávidas por pagar menos impuestos donando fortunas a causas “alturadas”. Como por ejemplo, restablecer la democracia en países bananeros como el nuestro. La verdad es que ambos postulantes a la presidencia carecían de probadas credenciales como estadistas. Por tanto, asumiendo un rol inconstitucional como gobernante de facto la progresía caviar-marxista sustituyó a ambos personajes tan pronto resultaron electos presidentes, consiguiendo de Toledo y Kuczynski que, a cambio de servirles como operadora política, le endosasen segmentos estratégicos del gobierno. Ejemplo, el sector Justicia y las funciones de vocería del oficialismo ante los medios de comunicación. Recordemos que el control de estos medios periodísticos lo asumió la progresía marxista a raíz de la caída de Fujimori. Y tras la rendición de sus propietarios, para evitar que la progresía los acuse, procese, condene –y prive de la titularidad de sus empresas– al haberlos encontrado probadamente coludidos con las principales cabezas del fujimontesinismo. Para consolidar el “operativo” escondieron ‘ene’ videos que confirmaban entregas de maletines con dinero en la “salita del SIN” a sumisos propietarios de periódicos, radios y televisoras, ahora fervorosamente antifujimoristas. También ocultaron las huellas que registraban hipotecas mediáticas de esos barones de la prensa con el fujimontesinismo. Por este mero hecho merecen no solamente el desprecio del país, sino purgar larga condena por receptación y tantos otros crímenes que ahora, desde esos mismos medios, los progre caviar-marxistas se den el lujo de enrostrárselos a quienes no comulgan con el vizcarrismo.

Superada la intentona de Nadine de Humala, candidateó PPK. Y ganó la elección con el apoyo decidido de la misma progresía caviar-marxista que continúa gobernándonos. Ahora detrás de Martín Vizcarra. En otras palabras, durante una docena de años la izquierda caviar marxista gobierna el Perú sin haber participado en las elecciones, por cortesía de unos presidentes corruptos y/o improvisados que, por temor, le endosaron sus facultades.

Luis García Miró

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.






ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Fiscalía allana casa de abogado Humberto Abanto [VÍDEO]

Fiscalía allana casa de abogado Humberto Abanto [VÍDEO]