Luis Garcia Miró Elguera

Luis Garcia Miró Elguera

EL MUNDO AL REVÉS

Acerca de Luis Garcia Miró Elguera:

FISCAL PABLO SÁNCHEZ: POBRE GESTIÓN

  • Fecha Lunes 11 de Junio del 2018
  • Fecha 12:00 am

El saliente fiscal Pablo Sánchez pasará mal visto a los anales de aquellas autoridades que han intervenido en la lucha contra la corrupción. Su participación no solo ha sido medrosa, su actitud esquiva y su desempeño incluso sospechoso. Como lo demuestra el caso al cual nos referimos ayer del ex capitoste toledano, Fernando Olivera Vega, en el affaire Interoceánica. Uno de los peores actos de corrupción de nuestros anales. Allí Olivera confiesa haber “presionado” al entonces contralor Genaro Matute para que “deje de oponerse a la construcción de dicha carretera (…) sólo porque Odebrecht –¡cuándo no Odebrecht!- tenía litigios con el Estado”. Estigma que, según el contralor Matute, le impedía participar tanto en concesiones como en licitaciones públicas. Olivera “presionó” al contralor Matute –citando sus propias palabras registradas en un video ampliamente difundido entonces por los medios– al extremo de dejarle expedito el camino a la corrupción brasileña. ¡Pero la Fiscalía no lo denunció!

También gracias a la Fiscalía –que ha dirigido Pablo Sánchez– la extradición de Toledo todavía sigue pendiente. No solo porque transcurrieron más de tres años sin que se diera la acusación fiscal, sino porque finalmente todas las imputaciones estuvieron mal hechas o, peor, muy mal sustentadas. En el caso de Ollanta Humala y Nadine Heredia ocurre exactamente lo mismo. Han pasado tres años o más y el exmandatario y su esposa –autoinculpados por “las agendas de Nadine”– siguen sin recibir acusación de la Fiscalía. Y gracias a ello se encuentran en libertad, pese al cúmulo de evidencias en su contra que revelan su complicidad en la podredumbre del affaire Lava Jato. ¿Quién si no Pablo Sánchez es culpable o responsable de tamaño atentado contra la Justicia?

Por si fuera poco Sánchez ha sido acusado constitucionalmente por conducta indebida al no denunciar a Susana Villarán por haberse beneficiado comprobadamente con US$ 3 millones recibidos de OAS y Odebrecht para financiar la campaña del NO a su revocatoria y por la concesión ilegal de peajes a las constructoras brasileñas de Rutas de Lima. Y faltan muchos casos más. Como Línea 1 del Metro, los ‘mamanivideos’, etc.

Es más, todos los escándalos relacionados con el affaire Lava Jato que involucran desde presidentes de la República –Toledo, Humala y Kuczynski– hasta empresas peruanas consorciadas con Odebrecht y a otros terceros, siguen cada vez más en el limbo por las acciones tardías, equivocadas, mediocres, sesgadas, perversas, etc., de la Fiscalía de la Nación, precisamente mientras estuvo a cargo de ella Pablo Sánchez.

El viernes –por citar uno de miles de casos– una mujer denunció haber sido violada al interior de un bus de pasajeros que hacía el trayecto Nazca Lima. Como la víctima presentó la denuncia ante una fiscal al llegar a Lima –para esto la Policía había capturado a los violadores (chofer y copiloto del bus)– la fiscal desestimó la denuncia alegando que los hechos ocurrieron en Nazca, “fuera de su competencia”, dando lugar a que quedaran libres los violadores y la denuncia en nada. ¿Y el fiscal de la Nación Pablo Sánchez? Bien, gracias.

 

 

ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados

Top
Raúl Diez Canseco responde a cuestionamientos de Alfredo Barnechea

Raúl Diez Canseco responde a cuestionamientos de Alfredo Barnechea